Dávila ve crítica la situación con más de 1.800 menores migrantes acogidos en Tenerife

La presidenta del Cabildo plantea «desterrar la política de una tragedia humana insostenible para las administraciones locales y también para los propios jóvenes»

MIgrantes tras arribar al muelle de Los Cristianos (Arona), en una imagen reciente.

MIgrantes tras arribar al muelle de Los Cristianos (Arona), en una imagen reciente. / CARSTEN W. LAURITSEN

«La situación en Tenerife es crítica con más de 1.800 menores migrantes acogidos». La frase es de la presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, quien reflexiona: «Hay que desterrar la política irresponsable de lo que es una tragedia humana insostenible, no solo para las administraciones locales, sino para los propios jóvenes, que merecen un entorno adecuado en su desarrollo y bienestar». 1.865 menores bajo protección de las administraciones públicas en Tenerife. La cifra exacta la ofrecía Dávila, haciendo hincapié en que ese dato es «a día de hoy (por el miércoles pasado)», porque «cambian, normalmente al alza, en base a la llegada de pateras y cayucos a esta tierra».

Dávila se mostró muy crítica con el Gobierno de España respecto a los menores migrantes acogidos ante una situación «muy complicada». Aboga porque Tenerife y Canarias, donde hay 5.300, «no se sientan solas». Manifiesta su «malestar» porque la propuesta del ministro Ángel Víctor Torres en la Conferencia Sectorial no prosperara, porque «no es suficiente con los recursos económicos (seis millones de euros) sin dar un paso adelante y consensuado».

Consenso y diálogo

Acuerdo y debate que «no hubo el pasado martes», insiste la presidenta antes de sentenciar: «No se nos puede seguir dejando solos». Propone que los jóvenes sean distribuidos por todas las comunidades autónomas a través de un Decreto-Ley del Gobierno del Estado.

Garantías

La presidenta garantiza que «hemos puesto y ponemos a disposición del Gobierno de Canarias, que gestiona la tutela de estos jóvenes, todos los recursos disponibles para su alojamiento, pero lo cierto, la realidad, es que no paran de llegar». Considera «inaceptable» que Torres anuncie un acuerdo antes de la Conferencia «para sorpresa hasta de su propia compañera ministra». Resume: «El Gobierno de España no tiene una política migratoria correcta con Canarias».

Aclara que le parece «indignante» el aplazamiento del reparto y ofrecer seis millones de euros porque «el dinero es importante, pero no la solución». Remata: «Han reventado el acuerdo por un pim pam pum político».

Objetivo

Recuerda Dávila que «el objetivo de estos chicos no es Canarias, sino Europa, pero Canarias y Tenerife también son Europa y no se nos puede dejar solos, porque estamos sobrepasados». Advierte de que «no se trata de hacinar, sino de tener profesionales para atender con dignidad y no contar solo un espacio físico. Hay que buscar una integración completa y eficaz que evite problemas, incluidos los posibles de orden público». Dávila valora «el comportamiento intachable de la ciudadanía, tal vez porque llevamos en nuestro ADN haber sido emigrantes». Pero, indica, «eso no quita que haya un número de plazas superado con creces». Concluye: «Quedamos en situación de abandono por el debate político que domina en el estado».

Defensor del Pueblo

En relación con los menores migrantes, la Asociación SOS Desaparecidos presentó esta misma semana, ante la Oficina del Defensor del Pueblo, un escrito, firmado por su presidente nacional, Joaquin Amills Bonet, por «la alarmante situación de las fugas y desapariciones de menores de los centros de acogida». Argumenta el colectivo que estos hechos «ocurren con alarmante frecuencia y ponen en peligro la integridad física y psicológica de los propios menores afectados» por la situación.