70 ‘cabras-bombero’ limpian la zona de alto riesgo de incendio de La Esperanza

Un rebaño perteneciente a un ganadero local come cada tarde alrededor de 300 kilos de material vegetal en zonas de interfase como Peñafiel, El Poleo o La Montañeta

El rebaño de cabras de Eulalio Domínguez.

El rebaño de cabras de Eulalio Domínguez. / E. D.

El Día

El Día

Desde hace meses el rebaño de cabras de Eulalio Domínguez pasta cada tarde, con especial intensidad, en zonas de interfase del municipio de El Rosario, en La Esperanza, declarada Zona de Alto Riesgo de Incendio (ZARI). Se trata de una particular brigada forestal compuesta por 70 cabras-bombero que ingieren alrededor de 300 kilos de material vegetal cada día, realizando una importante labor de prevención ante un posible incendio forestal para reducir su capacidad de propagación.

Esta fórmula de preparación natural frente a los efectos del fuego es una consecuencia de la iniciativa municipal para que los pastores del sector caprino y ovino de la parte alta del municipio, concretamente de La Esperanza y Las Barreras, potenciasen las labores de pastoreo del ganado en zonas de interfase y barrancos, así como en aquellas fincas privadas en las que sus propietarios dieran permiso para la entrada de sus animales, como fórmula para el mantenimiento de los núcleos rurales que están ubicados cerca del monte y prevenir las consecuencias más graves de un potencial incendio en zonas habitadas.

70 ‘cabras-bombero’ limpian la zona de alto riesgo de incendio de La Esperanza

El rebaño de cabras de Eulalio Domínguez. / E. D.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, destaca que, «en un municipio con la importancia rural del nuestro, es necesario incidir en lo que realmente se ha hecho toda la vida para evitar una tragedia como la del verano pasado, que no es otra cosa que alimentar al ganado con las hierbas que nacen en fincas, veredas y caminos; lo que pasa es que ahora el número de terrenos abandonados y que han dejado de cultivarse son cada vez más y, por lo tanto, los peligros ante un incendio son también mayores».

Por ello, Gil destacó la labor que realizan pastores y cabreros como Eulalio Domínguez o Hilario Barrios, más conocido como Kiko, gracias a cuyo trabajo zonas como La Montañeta, Vista la Huerta, Peñafiel, Las Erillas, Juan Fernández o El Poleo se están viendo beneficiadas por esta iniciativa. A ello se suma también la reciente aprobación definitiva de la Ordenanza municipal de limpieza, vallado y cerramiento de solares y parcelas del municipio de El Rosario. Se trata de un documento normativo que, entre otras medidas, permite agilizar la limpieza de solares ubicados en zonas rústicas contiguas al monte, que son en las que se presentan los principales problemas de seguridad en caso de incendio forestal.

70 ‘cabras-bombero’ limpian la zona de alto riesgo de incendio de La Esperanza

El rebaño de cabras de Eulalio Domínguez. / E. D.

Dentro de este paquete de medidas de prevención también cabe reseñar la puesta en marcha del Plan de Actuación Municipal frente al Riesgo de Incendio Forestal. El Rosario es el primer municipio de Canarias en disponer de un documento de este tipo, que ha sido elaborado por la cátedra de Reducción del Riesgo de Desastres. Ciudades Resilientes de la Universidad de La Laguna (ULL).