El interior actual del histórico cine-teatro Baudet: de joya de la cinematografía de Tenerife a un espacio abandonado y en ruinas

El que fuera el cine más grande de Canarias con 1.200 butacas ha mutado en un lugar que se está cayendo y del que solo queda el recuerdo de lo que fue

Actual estado del interior del cine-teatro Baudet

Actual estado del interior del cine-teatro Baudet / Ratatour

Víctor de Castro

Víctor de Castro

En Tenerife podemos encontrar edificios con mucha historia. Algunos son fácilmente reconocibles, mientras que de otros solo queda el recuerdo de lo que fueron antaño. Uno que se encuentra entre los primeros de esta última lista es el cine-teatro Baudet, uno de los cines más famosos de Canarias desde los años 40. Nació de la mano de un visionario, don Ramón Baudet Grandy, un apasionado que trajo el cine a Tenerife con su Parque Recreativo, situado en donde se levanta actualmente el edificio de CajaCanarias.

Este lugar continúa estando en la céntrica avenida Islas Canarias, pero solo queda el esqueleto de lo que en su día fue el cine más grande de Canarias con una sala principal que contaba con 1.200 butacas. Lejos queda el primer estreno que inició la andadura del Baudet, 'La ciudad soñada'. Un cine que fue diseñado por el mismo arquitecto que se encargó de diseñar la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria, el Cine Víctor o el Mercado de Nuestra Señora de África, José Enrique Marrero Regalado.

El cine-teatro Baudet original

El cine-teatro Baudet original / Fundación Docomomo Ibérico

Ricardo Marichal, el creador del perfil Ratatour, pudo acceder hace unas semanas al interior del mismo, que es propiedad del Cabildo de Tenerife desde 1999. El estado actual del emplazamiento evoca un sentimiento de pena enorme, sobre todo en aquellos que acudieron al cine y que crecieron yendo a ver las películas que se emitían allí. Como informan en el vídeo, el problema principal del Baudet se centra en las filtraciones que entran en un edificio que consta con techos de yeso. Agua y yeso no congenian juntos con la estabilidad, y se puede ver en el vídeo como parte del techo se ha ido desprendiendo con el paso de los años.

En las imágenes se puede ver como hay partes del edificio que se mantienen con los elementos originales de antaño. El patio de butacas superior o los baños siguen siendo los mismos que disfrutaron hace decenas de años miles de personas que acudían al Baudet. Además, aún se conservan las marquesinas donde se anunciaban los carteles de las películas en los cines de la época. Detalles de un cine que fue el más famoso de Tenerife gracias a la familia que le puso el nombre a este espacio.

Los roperos, el bar o distintas estancias del lugar pueden verse en un vídeo no apto para los más nostálgicos del lugar. El estado del mismo dista mucho del recuerdo que pueden tener muchas personas de este lugar, pero que se mantienen intactos por la esencia que tenía y continúa manteniendo un lugar tan emblemático como el Baudet.

Actual estado del interior del cine-teatro Baudet

Actual estado del interior del cine-teatro Baudet / Ratatour

El futuro de este edificio

Según informa Ricardo, y como recogió EL DÍA el pasado mes de abril, a corto plazo se trabaja desde el Cabildo para convocar un concurso que permita mantener en pie la edificación. Se mejorarán las columnas de la parte superior con el objetivo de rehabilitar la cubierda, la parte más deteriorada por las filtraciones que comentábamos antes. La idea del área de Cultura es que estas obras comiencen a finales de año y que, a medio y largo plazo, el emplazamiento tenga una utilidad más allá de ser un emblema en ruinas.

Tenerife continúa el crecimiento de su historia y es una isla que crece como referente en muchos aspectos, pero no puede dejar de lado rincones tan importantes del pasado como el Baudet, un ejemplo más de sitios que marcaron una época importante en nuestro territorio y que, en el momento en el que se escribe este texto, se encuentran en riesgo de desaparecer para siempre.