La tensa aventura para llegar a uno de los sitios más visitados de Tenerife

Llegar hasta Masca se ha convertido en un camino con obstáculos debido a la masificación de unas carreteras estrechas

Los problemas para llegar a Masca

Los problemas para llegar a Masca / E. D.

El Día

El Día

Masca se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Tenerife pese a su ubicación recóndita. Situado en el municipio de Buenavista del Norte, la masificación de visitantes conlleva en muchas ocasiones un aumento de tensión para las personas que acuden por la sinuosa y estrecha carretera.

En muchas ocasiones, las colas, la estrechez de la vía y la acumulación de vehículos llevan a distintos problemas en el trayecto. Un usuario de TikTok ha publicado un vídeo en el que se puede ver este tipo de trabas en el camino.

En las imágenes se puede ver la cercanía con la que pasan los coches entre ellos o la ocupación total de la vía en muchas curvas de vehículos de mayor tamaño, como las guaguas o incluso coches más amplios de lo habitual.

Un situación a la espera de cambio

El Cabildo de Tenerife lleva tiempo trabajando en este paraje natural protegido para su adecuación y su mantenimiento. Lo último ha sido la reapertura de su embarcadero tras permanecer cerrado desde el año 2018. Tras una obra valorada en 1,6 millones de euros, se ha levantado un dique de 46 bloques de hormigón con una pasarela con plataforma de embarque al final del barranco.

Con la ecotasa en auge, parece que el primer sitio en el que se cobrará por entrar será, precisamente, Masca. El Consejo de Gobierno del Cabildo de Tenerife aprobó un convenio con el Ayuntamiento de Buenavista del Norte y llevará a cabo en esta ubicación el proyecto piloto en el que cobrará por entrar en los espacios naturales protegidos de la Isla a partir del 1 de enero de 2025.

Este verano está marcado como el inicio del cobro de la tasa de acceso a Masca y que, además, estará limitada a 275 personas por día. Esta cifra sería una importante disminución de público, ya que se calcula que más del doble visitan diariamente este espacio de Buenavista del Norte.

La apertura del embarcadero es una facilidad más para aquellos visitantes que bajan por el barranco y tenían que volver a subirlo para regresar a sus casas. Un trayecto que en muchas ocasiones registraba accidentes con necesidad de rescates.

Dentro del acuerdo entre Cabildo y Ayuntamiento se encuentra también la puesta en marcha de una línea de guaguas que regule el acceso el tráfico en el caserío de Masca. Muchas iniciativas las que rodean un paraje único en Canarias y que podría sufrir un cambio muy importante tanto para el entorno natural como para sus habitantes.