El sendero más peligroso del Teide: dos rescates en menos de 24 horas en la misma ruta del Parque Nacional

El último incidente involucró a dos senderistas y tuvo lugar este lunes por la noche

José Carlos Herrero, guía de montaña y parques nacionales, subraya que muchos rescates se producen porque se abandona el sendero y las personas se desorientan o tienen accidentes

Rescate de una mujer en el Teide

112 Canarias

El Parque Nacional del Teide, por la altitud a la que se encuentra, alberga varios de los senderos más complicados de España. La falta de preparación física, el exceso de confianza y los desvíos de la ruta son algunos de los desencadenantes que provocan que el personal de emergencias actúe de manera constante en la zona. En concreto, en la última semana se han registrado al menos tres incidentes en sus inmediaciones, dos rescates y un conato de incendio. Los accidentes que involucraron a senderistas en apuros, todos turistas no residentes, tuvieron lugar el mismo día y en la misma ruta: la que sube y baja del cráter.

La jornada de lunes estuvo marcada por un rescate. Una mujer de 43 años sufrió una caída que le impidió continuar la marcha mientras realizaba un sendero de Montaña Blanca a Altavista. El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias activó los recursos de emergencia necesarios. Miembros del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja Española, activados por el Consorcio de Bomberos de Tenerifeaccedieron hasta la afectada y le prestaron la primera asistencia hasta que el helicóptero del GES procedió a su evacuación.

La noche del lunes también fue complicada. Los Parques de Bomberos de La Orotava, La Laguna y Santa Cruz acudieron la noche del lunes a rescatar a dos senderistas. Uno de ellos sufrió un traumatismo en el tobillo que le impidió seguir andando. José Carlos Herrero, guía de montaña y parques nacionales, insiste en que realizar una ruta en el Parque Nacional del Teide requiere de una muy buena condición física, pues la mayoría de senderos están sobre los 2.000 metros de altitud e incluso a 3.715. Al ser una zona de alta montaña, donde los cambios meteorológicos pueden ser considerables, señala que "es muy importante ir bien equipado". La temperatura de la noche dista mucho de la del día y no llevar la equipación adecuada es uno de los motivos por los que se exige una tasa por la prestación de servicios de rescate como el helicóptero.

Herrero revela que los últimos rescates han sido en el sendero número 7, que va desde Montaña Blanca hasta el Pico Teide. "Es un trayecto muy exigente, que requieres de muy buena condición física, material adecuado y un largo etcétera. Planificar la actividad es lo más importante, no solo en cuanto a equipación, hay que revisar otros aspectos como la previsión meteorológica y la hora en la que se oculta el sol.

José María Pérez, guía y técnico deportivo de montaña, destaca que el problema radica en que muchos aprovechan la nocturnidad para acceder al Pico sin los permisos necesarios. Por la noche no hay guarda, por lo que muchas personas suben para ver el amanecer sin control alguno y sin la indumentaria adecuada. "Ese es el principal riesgo, mucha gente no es consciente de que es alta montaña. Además, se suele exceder el cupo permitido en el cráter porque quienes no encuentran permiso suben a pie de igual forma".

Imprudencias

El guía de montaña José Carlos Herrero explica que hay dos cuestiones por las que no se puede salir de los senderos: "La primera, por evitar riesgos propios porque un sendero es la traza más segura, y la segunda, también de vital importancia, es que es el camino en el que menos impacto vamos a producir al medio". Muchos rescates se producen porque las personas salen de la zona señalizada, se desorientan y tienen accidentes.

Advierte que "la Educación Ambiental es fundamental para sensibilizar sobre la fragilidad de un territorio único". Aunque no es partidario de cobrar por rescates, pues prefiere educar para así poder prevenir, reconoce que una zona tan especial como el Parque Nacional precisa más vigilancia y sanciones.

Conato de incendio

La mala racha comenzó el domingo por la tarde, al registrarse un conato de incendiocerca de la carretera por la que pasan multitud de vehículos. Los medios de extinción consiguieron aplacar el fuego en 45 minutos, tras avanzar unos 300 metros y afectar a retamas y malezas. Herrero asegura que el 99% de las quemas que han ocurrido al borde la vía se deben a colillas que se tiran desde los coches.