Comienza la segunda fase de la recogida de restos de poda para compostar en Santa Úrsula

El proyecto contribuye a evitar quemas agrícolas y promueve la economía circular

Punto de compostaje La Corujera.

Punto de compostaje La Corujera. / ED

El Día

El Día

Santa Úrsula inicia la segunda fase del proyecto de recogida de restos de poda. Los vecinos han tenido la posibilidad de entregar sus residuos orgánicos para su transformación en compost, dos veces al mes desde enero. La iniciativa no solo previene incendios forestales al evitar las quemas agrícolas, sino que promueve la economía circular.

El alcalde, Juan Acosta, explicó que la intención del Consistorio es «convertir el municipio en un lugar sostenible y respetuoso con el medio ambiente, reduciendo al máximo el impacto de la huella de carbono e incentivando a nuestros ciudadanos a practicar una economía verde a cambio de compost para sus fincas. Se trata de fomentar la cooperación desde el respeto al entorno».

La concejala de Medio Ambiente, Marina Lorenzo, recordó que la cantidad de compostaje será devuelta en función del volumen de materiales de origen orgánico aportados por cada vecino que toma parte en esta iniciativa. «Consideramos que es fundamental que las personas que participan en este proyecto vean los resultados de contribuir a la separación de los residuos». En este caso, «ese resultado será el abono de alta calidad que podrán utilizar en sus fincas y jardines», aclaró Lorenzo.

Los vecinos interesados en entregar sus restos de poda podrán hacerlo hasta este viernes, de 8:30 a 12:30 horas, en el Punto de Compostaje de Nueva Corujera previa inscripción en el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento o a través del número de teléfono 628 08 19 98.

Este punto de compostaje fue habilitado a mediados del pasado febrero. El recurso persigue favorecer el cuidado del medioambiente y potenciar la economía circular. La ciudadanía deposita en él sus restos de podas vegetales para darles una segunda vida sostenible y recoger el fertilizante resultante.