Nueve millones en investigación para mejorar la gestión de la basura en Tenerife

La UTE Nivaria, concesionaria del servicio, presenta diez camiones y cinco contenedores con el objetivo de aumentar el reciclaje   

Una inversión de nueve millones de euros para investigar e innovar desde la Isla y su talento –el de la Universidad de La Laguna (ULL) y otras privadas– con el objetivo de «cambiar el rumbo en la gestión de los residuos». Reciclaje y economía circular como grandes apuestas. Es el fundamento del Cabildo de Tenerife para iniciar la que denomina como «nueva etapa». Arrancó ayer con la presentación en el Polígono de La Campana (El Rosario) de quince nuevos vehículos, diez camiones y cinco contenedores, para mejorar el tratamiento y el transporte de la basura por toda la geografía insular. Están incluidos en el contrato adjudicado a la UTE Nivaria que forman Urbaser y FCC Medio Ambiente. Además, la Corporación insular y Nivaria constituyen un comité rector encargado de determinar las actuaciones en proyectos de IDI (Investigación, Desarrollo e Innovación). El acto contó con la presencia de la presidenta del Cabildo, Rosa Dávila; la consejera de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, Blanca Pérez; el director insular de Residuos, Alejandro Molowny, y Rafael Guinea, representante de la UTE. 

Un antes y un después

Dávila subrayó: «Este día marca un antes y un después en la gestión de los residuos en la Isla». Añadió:«Desde que entramos en el gobierno, di las instrucciones para trabajar con este contrato, que ronda los 397 millones de euros para los próximos 15 años –el mayor en la historia de la institución– y que, prácticamente, se había parado». La presidenta del Cabildo agradeció a los representantes de Nivaria «el esfuerzo realizado en estos siete meses para reconducir la situación». Valoró los nuevos vehículos y el comité rector que aprobó los proyectos «importantes para la Isla y sus universidades por nueve millones de euros». Dávila incidió en que «están vinculados con la investigación, el desarrollo y la innovación aplicados a este ámbito que desarrollará también el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER)». El consejo rector se reunirá cada seis meses y prevé un total de 20 proyectos en Tenerife. No sólo para una mejor gestión de los residuos sino para la mejora del medio ambiente, «una prioridad para nosotros» resume Dávila.

Vocación de compromiso

Por su parte, Rafael Guinea habló en representación de la UTE Nivaria: «Estamos encantados de empezar a enseñar de manera tangible los avances». Reconoció «unos comienzos complicados por distintos motivos, pero seguimos con la vocación clara de desarrollar el contrato adjudicado por el Cabildo». Explicó que «su visión es tener una gestión de residuos que sea un referente absoluto a nivel de las islas y mundial en economía circular». Subrayó: «Ese es el compromiso». Guinea concluyó: «Pretendemos crear un tejido de desarrollo en Tenerife que cambie la manera en la que los ciudadanos ven los residuos y pasen a entenderlos como recursos. Nosotros estamos al lado del Cabildo para conseguirlo».

Nueve proyectos

Los proyectos aprobados están vinculados a la mejora en la prestación del servicio público para la gestión de los residuos. Se desarrollan aquí con el valor añadido de que la investigación se queda en Canarias. El objetivo es posicionar a Tenerife como un modelo de gestión de residuos insular y como región ultraperiférica de la Unión Europea. Un modelo en economía circular y sostenibilidad ambiental. Entre los nueve proyectos están el desarrollo de un biofertilizante a partir de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos; la valorización de espumas de poliuretano del sector del confort (colchones) para aplicaciones de valor añadido, o tecnologías de producción de hidrógeno a partir de biogás. También sistemas de pretratamiento avanzados; la investigación de emisiones de gases de efecto invernadero a través de drones; el estudio de placas solares innovadoras como cobertura de vertederos; la utilización de zeolitas (mineral hidratable)para dejar inactivos los concentrados del proceso de tratamiento del agua que pasa a través de los residuos; la eliminación de contaminantes y un sistema inteligente de gestión para la recogida selectiva de residuos hoteleros.