Icod de los Vinos trabaja para potenciar su desarrollo y atractivo turístico a través de nuevas tecnologías como la realidad virtual aumentada, que ya permite conocer en primera persona el origen de una de las principales tradiciones locales: el arrastre de las tablas de San Andrés. El alcalde, Francis González (CC), destaca la buena acogida que ha tenido en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), celebrada en Madrid, esta apuesta por mostrar a los visitantes de dónde viene la costumbre de deslizarse sobre tablas por las calles más empinadas del municipio.

El año pasado se estrenó la realidad virtual que permite a cualquiera vivir la experiencia de arrastrarse por una calle de Icod. «Después de enseñar lo más espectacular de San Andrés, este año apostamos por divulgar el origen de nuestra tradición más querida. Un componente histórico que era lo que queríamos poner de manifiesto este año, a través de una aplicación. Se da respuesta a la pregunta de por qué nos arrastramos en Icod. Están las distintas teorías, la del traslado de la madera desde los montes hasta la playa de San Marcos, donde se construían barcos, y la referente a nuestra relación con Portugal. En Madeira, en la ciudad de Funchal, existe una tradición similar que son los carros. Ser trata de instrumentos de transporte que guardan relación con el vino, ya que se trataría de llevar la barrica a la playa para lavarla en la playa. La investigación sobre los orígenes de las tablas de Icod sigue abierta y nos hemos comprometido a profundizar más», avanza González.

Pueblo Mágico de España 2023

La delegación icodense en Fitur también tuvo la oportunidad de recoger el Premio al Pueblo Mágico de España 2023. «El año pasado nos incorporamos a esta red y, casi cumpliendo el año de permanencia, nos dieron la noticia. Este galardón reconoce nuestra autenticidad y toda la actividad que desplegamos, incluso en tiempos de pandemia», recalca Francis González. A su juicio, «la marca Icod tiene que ver con el turismo, el comercio y la cultura, lo que nos ha permitido recibir también el premio de Prensa Ibérica al Pueblo Cultural del Año en Canarias».

El alcalde explica que el desarrollo turístico de Icod de los Vinos puede seguir avanzando, por tratarse de un destino que ofrece de todo: «Cultura, comercio, enología, gastronomía, naturaleza, historia, tradiciones... Un pueblo vivo, alegre, donde sentirse cómodo». Para González, «Icod tiene tanto que ofrecer que lo definiría como un iceberg, del que la punta es su drago, aunque tiene muchísimo más. Cuatro hoteles emblemáticos, muchas camas de turismo rural, viviendas vacacionales, una restauración potente, un comercio importantísimo, muchas tradiciones, mar y cumbre, la mayor masa forestal, el mayor tubo volcánico complejo laberíntico del mundo, patrimonio histórico y religioso... Todo lo que hace que sea un pueblo bendecido».

«Crecemos en visitas»

«Somos muy conocidos por el drago, emblema natural de Canarias, pero nuestra insistencia se centra en mostrar todo lo demás, también con nuevas rutas que están encontrando buena acogida entre los operadores de viajes. Crecemos en visitas y eso se demuestra con un dato: al Parque del Drago entraron en 2022 un 34% más de visitantes. Y estos últimos reconocimientos también atraen a más visitantes, que nos verán a través de numerosos medios», recalca el mandatario.

Para González, «si la playa de San Marcos es la joya de la corona, Riquel es el diamante en bruto»

De cara al futuro, Francis González avanza que ya se trabaja en crear una ruta por el pueblo que, a través de distintos elementos, accesibles con códigos QR, permita al visitante «conocer mientras pasea que es lo que ocurre en cada calle durante San Andrés, descubrir El Calvario, la calle Hércules o San Antonio, a través de una ruta que también es comercial. O descubrir cómo era la ciudad en el pasado, antes del gran incendio de finales del siglo XVIII, lo que había antes de la plaza de Andrés Lorenzo Cáceres, los edificios desaparecidos a través de la realidad virtual aumentada».

Icod trabaja para ofrecer paseos por determinadas épocas, «que transporten a la gente a otros momentos históricos». De forma paralela, la iniciativa privada avanza con la puesta en marcha de otro proyecto de hotel emblemático, muy cerca del drago, además de casas de turismo rural y viviendas vacacionales. A medio o largo plazo, Icod tampoco renuncia a Riquel. «Espero que febrero nos pueda traer la posibilidad de aprobar el nuevo Plan General de Ordenación (PGO) y, a partir de ahí, tratar de avanzar para acabar con las limitaciones que nos pone el PIOT en esa zona, también por la falta de implicación de las instituciones supramunicipales», lamenta el alcalde icodense.

Desarrollo sostenible

«Queremos recuperar el medio ambiente en la zona de Riquel, pero pensamos que debe tener también una posibilidad de desarrollo turístico sostenible. Si la playa de San Marcos es la joya de la corona, Riquel es el diamante en bruto. Así que ahí también vamos a pelear, aunque necesitamos primero la aprobación del citado PGO. No hemos tirado a la basura el convenio urbanístico que trabajamos en su día, y próximamente esperamos poder presentar una iniciativa empresarial importante para dotar a la Playa de San Marcos de plazas hoteleras, entre 15 y 20 habitaciones, y una zona de aparcamientos». La regeneración de esta cala sigue pendiente de que se concreten los últimos pasos para la puesta en marcha de un proyecto aprobado por Costas en 2021, después de que la consulta popular realizada por el Ayuntamiento dejara claro que el 90% de los vecinos quiere que se recupere con arena natural.

Finca Boquín

Otros proyectos de gran interés son la terminación del Centro de Interpretación del Parque del Drago o la recuperación de la Finca Boquín, «que tiene que ser la continuidad del Parque del Drago y no puede seguir abandonada. No es nuestra y no podemos trabajar ahí. Queremos convencerlos de que esos 170.000 metros cuadrados, con unas casas que pueden ser susceptibles de explotarse incluso turísticamente o con un carácter formativo para las nuevas generaciones, con un aula de la naturaleza». El Ayuntamiento de la Ciudad del Drago insiste en que se analice la posibilidad de «ampliar la zona visitable de Cueva del Viento y en la mejora del centro de visitantes de ese tubo volcánico complejo laberíntico mayor del mundo, con 17 kilómetros topografiados, que no pueden quedarse para siempre en 200 metros visitables».

El número de visitas que recibió el Parque del Drago creció un 34 por ciento el año pasado

El Ayuntamiento de Icod de los Vinos y el Cabildo de Tenerife negocian la adquisición, por parte de la institución insular, de la totalidad del edificio que alberga en la actualidad el pequeño centro de visitantes de la Cueva del Viento, con la intención de ampliarlo y mejorarlo. Paralelamente, se debe dar la posibilidad al Consistorio de adquirir o construir un nuevo inmueble para reubicar el centro cultural que ocupa la planta superior de ese edificio en la actualidad. González subraya que «creemos en la necesidad de que el Cabildo saque adelante el Plan Especial de la Cueva del Viento, para poder seguir avanzando en la limpieza y explotación de ese espacio subterráneo único».

Tres millones de euros

Una de las grandes esperanzas para el municipio es la terminación del Centro de Visitantes del Parque del Drago «también bajo rasante», para lo que ya se cuenta con financiación y se está en el proceso de licitación. En este inmueble, dotado con grandes posibilidades, se quieren instalar ascensores y concluir sus servicios. Esta es la primera fase, pero González insta a las administraciones públicas a que pongan «una partida económica desde ya, de casi 3 millones de euros, para dotar museísticamente ese centro de interpretación», que se quiere ampliar a otros atractivos de Icod de los Vinos. Con tantos frentes abiertos en el desarrollo turístico, el alcalde remarca que «las cosas se consiguen con trabajo, dedicación y planificación, sentando las bases para el futuro, y en ese camino estamos».