Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo busca empresas para las cafeterías del Auditorio y el Recinto Ferial

Dos compañías de servicio de alimentación optan al concurso abierto en la instalación cultural | La licitación del espacio en el Centro de Ferias y Congresos quedó desierta

Zona exterior de la cafetería del Auditorio de Tenerife, lugar donde se ha convertido en clásico el ‘brunch’, la unión gastronómica del desayuno y el almuerzo. E. D.

El Cabildo busca empresas para la gestión de las cafeterías de dos de sus entes asociados, el Auditorio y el Recinto Ferial. En el primer caso optan al concurso dos compañías especializadas en servicios de alimentación y caterin, la local López Echeto y la foránea Aramark, tras cerrarse el plazo de presentación de ofertas el pasado 9 de enero. En el Centro de Ferias y Congresos quedó desierta la adjudicación a mediados de diciembre y los servicios jurídicos de la corporación insular estudian la opción de volver a licitar el contrato como un negociado sin publicidad.

Las empresas dedicadas a este segmento sufrieron una dura crisis como consecuencia la pandemia de la Covid-19. En los casos en que se requiere ahora el servicio, Auditorio y Recinto Ferial, la alternativa para prestarlo durante el año pasado fue o bien contar con autónomos o con empresas de manera puntual en base a los eventos organizados.

La empresa que llevaba la cafetería del Auditorio, Mascatering, hoy extinguida, dejó de prestar el servicio en febrero de 2022. Hasta mayo estuvo cerrada y a partir de ahí López Echeto se hizo cargo durante los actos.

El anuncio publicado el pasado 7 de diciembre en el Perfil del Contratante del Cabildo abría el plazo para la explotación de cafetería, restauración y caterin del Auditorio de Tenerife. Sorprende el valor estimado de contrato, 2,1 millones de euros por tres años a razón de 700.000 por anualidad (749.000 con el impuesto). Pero ese no es el canon de concesión.

«No llega ni a la décima parte»

«Ni mucho menos, no llega a la décima parte, eso sería totalmente inviable». Lo afirma Eduardo López Echeto, portavoz de la firma del mismo nombre, un clásico entre las empresas del sector en la Isla. Y explica: «Esa cantidad es el cálculo de facturación que hace Auditorio. Lo incluye todo, también sueldos del personal, seguridad social o la garantía requerida del 5% del total». No quiso determinar cantidades porque «después de analizarse la oferta técnica, ahora mismo están sin abrir los sobres de la económica».

En el anuncio de licitación aparece la cantidad de 700.000 euros al año como valor estimado del contrato.No es el canon del concurso, sino el cálculo de l factyración que hace el Auditorio

decoration

Eduardo López Echeto explica que «en estos meses hemos abierto de martes a domingo, pero siempre según el calendario de actos». Por eso, añade, «no hemos podido ofrecer servicio de brunch (desayuno y almuerzo unidos) que funcionaba muy bien –gracias en buena parte a las extraordinarias vistas que se pueden disfrutar – y esperamos poder recuperar. Además de abrir todos los días. Si ganamos la concesión, claro está»

Al concurso también se presentó Aramark, una empresa de servicios de alimentación a nivel mundial con sedes en España en Madrid, Barcelona y Valencia. Tiene 270.000 empleados y su especialidad es el caterin a colectivos como colegios u otro tipo de centros.

El pliego contempla condiciones como la necesidad de un mínimo de ocho empleados para un total aproximado de 1.600 asistentes a un evento. Especifica e documento a título orientativo que se prevé realizar 150 conciertos anuales con gran afluencia de público. En este sentido se determina la subrogación de los seis trabajadores: un cocinero, un jefe de sala y cuatro camareros.

‘Desierto’ en el Recinto Ferial

En el Recinto Ferial, el canon era de 144.000 euros por dos años y otros dos prorrogables. No se presentó ninguna empresa –el 12 de diciembre pasado se cumplió el plazo– y ahora se baraja la opción de la figura del negociado sin publicidad. Durante el último año, como en el Auditorio, se ha ofrecido el servicio puntualmente según el acto organizado. Por ejemplo, en el Parque Infantil de Tenerife (PIT) la cafetería principal, en el piso de arriba, la gestionó un autónomo y la zona cercana a la pista de hielo, precisamente López Echeto.

El canon para la adjudicación de la cafetería del Recinto Ferial era de 144.000 euros y se había bajado respecto al inicial. Sin embargo, una vez cumplido el plazo, quedó desierta

decoration

Su representante subraya: «Había un mínimo en la puja de 3.000 euros al mes, cantidad muy importante». Otro factor frena las ofertas: «Es obligatorio tener la cafetería abierta, aunque el recinto esté cerrado al público, de ocho de la mañana a tres de la tarde para los empleados». Además, estos tendrían un 30% de descuento.

No está siendo fácil recuperar el pulso de los espacios de restauración en lugares tan emblemáticos como el Auditorio y el Recinto Ferial. Son fundamentales a la hora de ofertar las actividades.

Compartir el artículo

stats