Una sentencia del Juzgado de lo Social Número 7 de Santa Cruz de Tenerife, fechada el pasado día 19 y firmada por la magistrada Beatriz Pérez Rodríguez, declara «procedente» el despido de 51 trabajadores del programa para mayores Ansina y del Centro de Deportes Marinos (Cidemat). Fue llevado a cabo por la empresa Gestión Insular para el Deporte, la Cultura y el Ocio (Ideco, SA) el 20 de julio de 2020. Además, el fallo absuelve a las entidades codemandadas, el Cabildo de Tenerife y el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS). Contra esta decisión se podrá interponer recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), previo anuncio en los cinco días siguientes a la notificación.

Los miembros de la plantilla de ambos organismos públicos plantearon la estrategia judicial desde la perspectiva de los recursos individuales tras materializarse el despido colectivo. Alegaron que este último finalizó con acuerdo «y una vez impugnado judicialmente se desestimó la demanda colectiva por caducidad de la acción». A partir de ahí ejercitaron la demanda individual.

La argumentación de la magistrada en los fundamentos de derecho relata que la parte actora (los trabajadores) basan la declaración de nulidad –o subsidiariamente su improcedencia– del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y del despido de cada uno de los incluidos en los Programas Ansina y Cidemat «en la insuficiencia y falta de acreditación de la causa que motivó la extinción del contrato, así como en la existencia de actuaciones irregulares en la negociación como la ocultación de información a la parte social». En este sentido, la denuncia de la plantilla plantea que el verdadero empleador no era Ideco sino el Cabildo y el IASS que planificaban las tareas a realizar».

La jueza valora en su exposición que «nos encontramos ante el supuesto de impugnación del despido colectivo que finalizó con sentencia desestimatoria». Por tanto, añade la magistrada, «dicha sentencia produce efecto de cosa juzgada sobre los procedimientos individuales, sin que podamos nuevamente revisar las causas o motivos de fondo que dieron lugar al ERE, salvo a aquellas cuestiones de carácter individual que no hayan sido objeto de la demanda –colectiva– formulada a través del proceso regulado».

Rechazo a la nulidad

Los demandantes pedían la nulidad del ERE y del despido de cada uno de los 51 trabajadores con derecho a la reincorporación a sus puestos por «la insuficiencia y falta de acreditación de la causa que motivó la extinción de contrato por el expediente de regulación d empleo, así como la existencia de actuaciones irregulares en la negociación como la ocultación de información a la parte social, siendo el verdadero empleador el Cabildo y el IASS».

La demanda de despido individual queda por lo tanto «desestimada» y la jueza declara, además, «procedente» la actuación llevada a cabo en este proceso por la empresa del Cabildo Ideco.

CC recuperará el programa

Durante los tres años y medio del actual mandato de PSOE y Ciudadanos, Coalición Canaria ha criticado la suspensión del Programa Asina para los mayores y «el demantelamiento» del Centro Insular de Deportes Marinos (Cidemat), ubicado en el barrio capitalino de Valleseco. Dos símbolos de «la política de acabar con todo lo que habíamos hecho», según fuentes nacionalistas. Su portavoz en el Cabildo, Carlos Alonso, en declaraciones a Radio Club Tenerife de la Cadena Ser valoró la sentencia: «No le ha estudiado en profundidad, pero sí digo que, al margen de lo que decidan los tribunales, cuando lleguemmos a gobernar en el Cabildo vamos a recuperar Ansina y a darles una oportunidad tanto a sus trabajadores como a los del Cidemat». | J.D.M.