Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Güímar

La ubicación de la estación de bombeo de Golete genera dudas en Güímar

La obra se prolongará durante ocho meses en el litoral de Agache | Vecinos plantean un cambio de lugar de esta infraestructura

Construcción de la estación de bombeo de Golete, en Güímar. | | E.D.

La construcción de una estación de bombeo resolverá el problema de vertido de aguas residuales al mar desde el bario de Golete, en el litoral de Agache. Esta actuación, impulsada por el gobierno municipal, se prolongará durante ocho meses, por lo que las autoridades piden disculpas a los vecinos ante las previsibles molestias que los trabajos ocasionarán. De hecho, la población del lugar ya expresa su malestar y dudas acerca de este proyecto y de su emplazamiento.

La estación de bombeo «impulsará el efluente hasta la estación depuradora», donde serán tratadas las aguas residuales para, con posterioridad, ser transportadas hasta «un pozo absorbente situado en las cercanías». Un proyecto cuya ejecución «tiene todas las autorizaciones necesarias y se financia a través del plan de inversiones de la concesión del servicio de Agua de Güímar».

Se da la circunstancia de el Gobierno de Canarias mantuvo abierto un expediente sancionador por los vertidos generadas en este punto de la costa güimarera. Un hecho que deteriora el medio marino, por lo que «la ejecución de esta infraestructura de saneamiento es tan importante para nuestro municipio y más si se tiene en cuenta que las instalaciones tendrán capacidad para tratar en un futuro las aguas negras de otras zonas cercanas del litoral».

Así lo expresa el grupo de gobierno a través de sus redes sociales, en las que vecinos de Golete también se manifiestan preocupados por la cercanía de la estación de bombeo de aguas residuales a las viviendas. «Este proyecto no se ha hecho de forma transparente, no se han barajado opciones para que no perjudique a los vecinos, no se ha notificado a los afectados, no se ha expuesto periodo de alegaciones, no se conoce informe de impacto medio ambiental donde se estudie la afectación a la salud de un núcleo poblacional del cual no dista ni medio metro, no han hecho la evaluación de la casa colindante hasta pasados tres días del inicio de la obra....».

Paralizar y reubicar

Esta reflexión la secundan otros habitantes del lugar. Uno de ellos llega a apuntar que «esto es un grave error» y reclama la paralización del proyecto, porque «no cuenta con el apoyo de los vecinos que, además, son los que lo van a sufrir». La reclamación más firme que se plantea alude a la necesidad de buscar otro emplazamiento para esta estación de bombeo.

Desde el gobierno municipal de Güímar se asegura que la construcción de esta infraestructura se produce «tras casi tres años de arduo trabajo administrativo». Se trata de un «problema medioambiental» que «comienza a solucionarse». Y la concejala de Medio Ambiente, la socialista Beatriz Perdomo, pone nombre a quienes contribuyen a ello. Al respecto, agradece «la inestimable ayuda, asesoramiento y profesionalidad de Manuel Losada Herrero, ingeniero de Canales, Caminos y Puertos», así como de «María Isabel Santos García, secretaria de este Ayuntamiento». A ambos «quiere agradecer sus desvelos, asesoramiento, comprensión y ayuda, ya que sin ellos la solución de este problema no habría llegado».

Compartir el artículo

stats