A 2,3 millones de euros asciende la inversión del Cabildo de Tenerife, a través del área de Cooperación Municipal y Vivienda, y del Ayuntamiento de Adeje para desarrollar la primera fase del proyecto de una nueva conducción para aguas residuales generadas en el entorno de La Caleta y la zona oeste de Adeje hasta el colector general del municipio. El consejero de Cooperación Municipal y Vivienda, Zebenzuí Chinea, destacó que aumentará la capacidad de las canalizaciones para transportar las aguas negras y mejorará el sistema de conducción.

Las obras se incluyen en el Plan de Cooperación Municipal del Cabildo 2022-2025. La partida total asciende a 2.376.979 euros, de los que el Cabildo financia el 70% (1.644.712 euros) y el Ayuntamiento de Adeje, el 30% restante, (732.267 euros).

El Consejo de Gobierno insular aprobó la atribución de la gestión de esta primera fase de los trabajos al Ayuntamiento de Adeje. Las obras se centrarán en instalar esta infraestructura con el objetivo de garantizar las necesidades de este servicio actuales y futuras en esta zona del municipio. Su plazo de ejecución es de 10 meses e incluirán la reposición del firme y el pavimento que se vean afectados por las obras.

La obra forma parte de las inversiones que se contemplan a través del Plan Hidrológico de Adeje

La concejala de Servicios Municipales del Ayuntamiento de Adeje, Esther Rivero, señaló que esta primera fase está dentro de las inversiones que se contemplan a través del Plan Hidrológico de Adeje en materia de aguas residuales. Rivero dijo que «es una inversión muy importante» en la que Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento apuesta para mejorar la conducción de las aguas residuales en el entorno de La Caleta y de la zona oeste del municipio. La concejala incide en que el objetivo es «que lleguen directamente al colector general sin tener que utilizar una estación de bombeo intermedia»

Zebenzuí Chinea resaltó el impulso del área de Cooperación Municipal para colaborar con los ayuntamientos en proyectos de saneamiento y depuración de aguas, con el propósito de «resolver las carencias detectadas en las infraestructuras hidráulicas en los municipios y prestar estos servicios en condiciones adecuadas».