El Cabildo de Tenerife comienza las obras de emergencia necesarias para reparar el talud de la Autopista del Sur que abarca desde el kilómetro 13,25 hasta el 13,40, que se corresponden con la zona baja de la Cuesta de las Tablas (Candelaria), en la curva situada antes del enlace de Las Caletillas. La TF-1 se verá afectada durante las horas de trabajo, porque «será necesario proceder al corte de algunos tramos de la vía» en sentido Sur.

El área insular de Carreteras informa de que hasta el día 8 de enero de 2023, las obras se ejecutarán desde las 9:00 hasta las 18:00 horas. El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, apunta que «durante este periodo horario se procederá a cortar el carril derecho de la vía en sentido Sur. A partir de esa fecha, los trabajos se desarrollarán en horario nocturno, es decir, de 22:00 a 6:00 horas. En esta ocasión, se requerirá el corte de toda la calzada en sentido Sur. En consecuencia, quedará habilitado el carril izquierdo, en sentido Danta Cruz, para el tráfico que se desplaza hacia el Sur.

150

metros

La zona afectada por los trabajos en la pared situada junto a la autopista abarca 150 metros de esta vía, situados en sentido Sur desde la curva anterior a la de Las Caletillas.

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras, pone en marcha unas obras de emergencia en la carretera de interés regional TF-1 con el objetivo de sanear un talud que se ubica en la curva previa al enlace de Las Caletillas, en sentido sur. Durante las horas de trabajo, será necesario proceder al corte de algunos tramos de la vía.

El consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga, explica la causa de esta intervención y la emergencia de la misma. Asegura que «los medios utilizados para contener la estructura de este talud ya se encuentran muy afectados por desprendimientos anteriores y por el paso del tiempo, lo que hace necesaria sus sustitución inmediata». Arriaga sostiene que «estos trabajos garantizarán la seguridad de los usuarios y el buen estado de la vía».

El vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife explica, asimismo, que «durante los tres meses que durarán las obras, está previsto que se lleve a cabo el saneamiento del talud con el fin de prevenir futuros desprendimientos». Al tiempo, Enrique Arriaga detalla que la intervención –a la que el Cabildo destina 350.000 euros para el desbroce, saneamiento y asegurado de este talud– «abarca tanto la proyección de mortero de hormigón para reforzar la estructura, como la instalación de un sistema de sostenimiento formado por cables de acero».