Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos González Pérez Presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

«Vamos a recuperar la estación del Jet Foil con los hidroaviones y un restaurante»

"El Puerto de Granadilla recibirá una inversión privada avalada de unos 620 millones de euros", afirma el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

Carlos González Pérez, durante la entrevista en su despacho de la Autoridad Portuaria en Santa Cruz de Tenerife. María Pisaca

Ingeniero de Caminos y Puertos, Carlos González cumple su cuarto año como presidente de la Autoridad Portuaria de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. En esta entrevista aborda los principales proyectos de los muelles tinerfeños y las fórmulas para cumplir con las exigencias europeas de reducir la contaminación. González celebra que el Puerto de Granadilla vaya a recibir una inversión privada de 620 millones de euros.

Acaba un año complicado. ¿Cuál es el balance de la Autoridad Portuaria?

Estamos ya a niveles de prepandemia, con muchos balances similares a 2019 y en algunos casos incluso por encima. En tráfico de mercancías estamos en 12 millones de toneladas, en tráfico de pasajeros en casi 6 millones, en escalas de cruceros estamos por encima de 2019 –en cruceristas no porque los barcos siguen aplicando restricciones– y en el tráfico de vehículos en régimen de pasaje vamos a cerrar el año en 1,7 millones, lo que nos convierte en los primeros de España en este tipo de tráfico y segundos en pasajeros.

Entiendo que la idea es mantener los servicios y mejorar su calidad en el caso del Puerto de Santa, por las limitaciones de crecimiento que tiene.

El Puerto de Santa Cruz tiene una limitación de calado. Es una instalación que ocupa mucha longitud de costa porque las profundidades son grandes. La misma pendiente que se ve en las montañas de Anaga se da por debajo del agua. Esto nos impide construir diques fuera de los existentes. Por eso se han planteado nuevas infraestructuras portuarias fuera de la capital, como Granadilla, del que se empezó hablar ya a finales de los años 60. En esa época, el Puerto de Santa Cruz era líder en España de tráfico de mercancías.

Hablando del Puerto de Granadilla. ¿Cómo están su ocupación y las obras para terminarlo?

Alcanzaremos una ocupación máxima con dos pasos que van a llenar el Puerto de Granadilla de actividad: el despliegue de la instalaciones de energía eólica –en España va a comenzar en Canarias– y la reparación naval. Para ello necesitamos acabar el Puerto de Granadilla con el muelle de ribera (600 metros) y los rellenos de la explanada. Estamos pendientes de que en los próximos días nos confirmen los fondos europeos para realizar esas obras por un coste total de 42 millones de euros.

¿Habrá otras actuaciones para reforzar la instalación industrial granadillera?

El Puerto de Granadilla tiene hacia el norte una zona de reserva con un procedimiento de expropiación de 180 hectáreas. Ahí hay un proyecto de urbanización y conexión del Puerto con la autopista del Sur de unos 120 millones de euros. Esa sería una segunda parte tras la finalización de lo que es propiamente el puerto. De tal manera que en el futuro se compondrá de las 60 hectáreas de la propia instalación y las 180 de ampliación. En medio está la Central Eléctrica. Queremos conectar esas dos zonas a través de la costa y a su vez con la autopista. Recibimos un informe desfavorable de Costas, que propuso que esa conexión se hiciera por el Polígono Industrial. Lo consideramos ilógico porque nos obligaría a expropiar calles del Polígono. El Ayuntamiento de Granadilla y el Cabildo apoyan nuestra propuesta de que esa conexión se haga por la costa. Hace un mes, tuvimos una reunión con la Dirección General de Costas en Madrid y van a acceder a que ese dominio público pase al Puerto, con lo que podremos hacer esa conexión. Es suelo consolidado en usos portuarios.

¿Todo sumado va a atraer una gran inversión privada al Puerto de Granadilla?

El despliegue de la energía eólica, el astillero para reparación naval, la inversión de Petrocan que permitirá que toda la capacidad de almacenamiento de la Refinería de Cepsa pase a Granadilla, la descarbonización de la central eléctrica e inversiones en tecnología e innovación como la colocación de un aerogenerador flotante con 40 millones de euros van a aportar al Puerto de Granadilla una inversión privada avalada de 620 millones de euros.

"Buscamos fondos europeos y un convenio como el de Valleseco para el Muelle de Enlace"

decoration

Las asociaciones empresariales y algunas administraciones siguen criticando el rechazo del Ministerio para la Transición Ecológica a la regasificadora de Enagás que estaba prevista para el Puerto de Granadilla.

Desde hace muchos años estaba prevista esa regasificadora, consistente en regasificar el gas natural licuado para obtener sobre todo gas ciudad. A eso es a lo que el Ministerio de Transición Ecológica dijo que no. Pero siguen estando las exigencias de descarbonización, que también tienen que cumplir tanto las instalaciones portuarias como la central eléctrica de Granadilla, entre las más contaminantes del país. ¿La alternativa? Tenemos ya dos solicitudes, una para Santa Cruz y otra para Granadilla. Son plantas que generarán energía con gas natural y estarán preparadas para hacerlo en el futuro con hidrógeno verde, cuando esta fuente esté preparada para el consumo masivo. Cuando llegue el hidrógeno verde, aportará el 15% a estas plantas –por un 85% de gas natural– y ese tanto por ciento irá creciendo. Hay que tener en cuenta que el hidrógeno verde no contamina.

¿En qué consisten exactamente esos proyectos?

Uno lo promueve la empresa Sampol Ingeniería y Obras y se basa en una central eléctrica de gas natural e hidrógeno verde en el Puerto de Granadilla. El otro lo promueve Totisa Energía y se basa en una planta de almacenamiento de gas natural licuado que propiciará el suministro a buques y la generación de electricidad mediante motores que admitan una proporción de hidrógeno en mezcla con gas natural. Se cubrirá así la demanda portuaria de acuerdo con las exigencias europeas, suponiendo dicha iniciativa una inversión cercana a los 100 millones de euros. Esta central de 70 megavatios será importante para los muelles de la capital porque pretendemos que todos los buques atracados en puerto se conecten a esta línea de energía. Podrán apagar así sus motores y mantener la actividad para no emitir ruidos ni gases contaminantes.

¿Llegan muchas quejas por los ruidos?

Sí, nos llegan quejas porque la actividad portuaria genera ruido. Una parte importante del Puerto de Santa Cruz está muy cerca de las poblaciones. Pero hay soluciones. La principal: que los barcos puedan conectarse a una fuente de energía lo suficientemente importante para que sigan realizando sus operaciones de noche sin tener que mantener los motores encendidos. En San Sebastián de La Gomera y Santa Cruz de La Palma lo hemos resuelto con unas líneas que se llaman OPS. Desde hace muy poco, en Santa Cruz, los Fred. Olsen apagan sus motores de noche al surtirse de la energía que le proporciona el Puerto. Eso es lo que pretendemos hacer para todo el Puerto. Hemos encargado un plan para electrificar todos los muelles de Tenerife, dependiendo de los tráficos.

Pero el principal reto es la descarbonización para reducir las emisiones contaminantes.

¿Qué diferencia hay ahora en Tenerife entre un vehículo de gasoil y uno eléctrico en cuanto a consumo de energía? Ninguna. Los dos consumen derivados del petróleo. ¿O de dónde cree que sale la electricidad para mover a los vehículos eléctricos? Pues del tratamiento de derivados del petróleo en la central de Granadilla. Es un problema que hay que resolver a través de la descarbonización. Para eso se están desarrollando las centrales de Sampol y Totisa. Se están preparando los informes de impacto ambiental para luego proceder a la tramitación de la concesión. Con estas plantas cumpliremos con las exigencias de reducción de la contaminación a través del abastecimiento de gas natural licuado a los buques que contemplan el uso del hidrógeno verde, combustible no contaminante que suplirá al gas.

Los colectivos empresariales también critican que se haya dejado morir el proyecto del Puerto de Fonsalía por el daño que puede ocasionar el tráfico a las comunidades de cetáceos.

El tráfico de pasajeros entre Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro se tiene que mantener. Muchísima gente se mueve en barco. Si se quiere ampliar el espacio habrá que buscar un sitio idóneo. Por el año 2000, un estudio concluyó que el sitio más rentable es Fonsalía, en Guía de Isora. Es el punto que hace mínimos los trayectos entre Tenerife y el resto de islas. Los Cristianos ya se intentó ampliar en 1992, cuando el tráfico de pasajeros era la mitad que ahora, y no se pudo porque la población local se opuso al afectar a la playa. Además, esa zona es de especial conservación. Los Cristianos tiene un problema de tráfico y otro de falta de espacio para vehículos y atraques. Lo último que se sabe es que el Gobierno de Canarias ha anunciado un estudio para ver cuál es la mejor solución: Fonsalía, Los Cristianos, Granadilla o Santa Cruz.

¿Su apuesta?

Sin lugar a dudas, Fosalía. Más con el cierre del Anillo Insular por Santiago del Teide, que convertirá a Fonsalía en un lugar estratégico.

Volviendo al Puerto de Santa Cruz, ¿se sabe de dónde se va a obtener la financiación para el Muelle de Enlace de Santa Cruz?

El Muelle de Enlace es un proyecto que viene del año 1998, con el concurso que ganó Herzog & de Meuron. Es muy complejo y sigue sin ejecutarse. Lo que hemos hecho es ver cómo lo podemos abaratar para que pueda salir adelante. Es muy importante porque contempla no solo la interconexión de la ciudad con el mar a través del edificio principal, sino también las terminales de cruceros y del tráfico interinsular, zonas comerciales, restaurantes… De mantenerse la idea original, tendría un presupuesto de 90 millones. Lo hemos dejado en 60 millones respetando su filosofía. En principio se contempló para inversión privada pero no ha llegado ninguna propuesta.

¿Cuál sería la solución?

Captar fondos europeos y una fórmula parecida a la de la playa de Valleseco; es decir, un convenio entre cuatro administraciones: Estado, Gobierno canario, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Santa Cruz. Estamos pendientes de que se abra la convocatoria de ayudas europeas. De forma paralela, estamos organizando una comisión técnica para crear el convenio.

Al Puerto le falta oferta de ocio y restauración.

Hay dos terrazas previstas en la parte superior del edificio Puerto-Ciudad. En unos meses comenzarán las obras para construir esas terrazas. También hemos llegado a un acuerdo con los estibadores que ocupan la antigua estación de Jet Foil con el objetivo de recuperar una zona para restaurantes al lado del mar. Lo sacaremos a concurso. Es una zona que ha estado sin uso pero la queremos revitalizar. También liberaremos un espacio para la estación de los hidroaviones.

"Las centrales de Granadilla y Santa Cruz de hidrógeno y gas serán claves para la descarbonización"

decoration

¿Qué tal va el proyecto de la línea de hidroaviones?

Hemos dado las autorizaciones para instalar los pantalanes también en la antigua estación del Jet Foil, que queremos recuperar tras quedarse sin uso. La empresa tiene previsto empezar a operar en unos meses. Primero hará vuelos de demostración y excursiones aéreas por Tenerife para los cruceristas. La segunda fase serían los vuelos regulares a La Palma y la tercera, a Gran Canaria.

La idea entonces es recuperar la antigua estación del Jet Foil.

En ese mismo ámbito, en el edificio donde estaba el A Bordo, el Cabildo nos ha pedido una concesión para instalar un museo de la historia naval de Canarias. La Autoridad Portuaria dispondrá en ese centro de un espacio para exhibir elementos de su historia. En esta zona también estaría el atraque del Correíllo La Palma, que de alguna manera formará parte de ese museo. En este barco se podrán organizar actividades, como conferencias y visitas. Se pretende en el futuro que el Correíllo La Palma pueda organizar excursiones por la Isla.

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha pedido la cesión de suelo de la Dársena de Los Llanos.

Ahí va el proyecto del Muelle de Enlace. Además, vamos a sacar a concurso la concesión de una nueva marina deportiva, que llegará hasta el barranco de Santos. Y en la zona del barranco hacia el sur, hasta el Auditorio, solo hay que ir para ver lo que hay: muchos camiones con contenedores. ¿Dónde metemos entonces toda esta actividad?

Sería la segunda marina de la Dársena de Los Llanos.

Frente al Cabildo tenemos una, la Marina de Santa Cruz, con la que estamos en un proceso de revisión de la concesión. Uno de los edificios de Herzog & de Meuron corresponde a esa marina. Ellos presentaron un proyecto de edificio pero no tenía la calidad suficiente. Se le dio un plazo de tres meses para cambiarlo. Recurrieron a la vía contencioso-administrativa para defender su proyecto inicial y lo han perdido en primera instancia. O se llega a un acuerdo o procedemos al rescate de la concesión. Aparte de esa marina está prevista otra, la comentada del barranco, que estará dedicada a la náutica deportiva. Estamos pendientes de publicar el concurso. Hay interesados.

Las plataformas empresariales piden que se amplíen los servicios de inspección de las mercancías a fines de semana y festivos para una mayor fluidez en el movimiento de esas mercancías.

Ya hemos pedido al Ministerio de Administraciones Públicas que amplíe este servicio de control fitosanitario. Esta medida dará por un lado más fluidez al movimiento de mercancías y también ayudará a reducir el ruido, pues por ejemplo los contenedores con refrigeradores no tendrían que estar tanto tiempo encendidos para mantener la carga los fines de semana. Esto no es una competencia de los puertos, sino del Estado, pero lo hemos pedido y ahora estamos esperando a la decisión del Ministerio. Ya se está haciendo en Las Palmas.

Hay cierta tirantez con el Ayuntamiento capitalino en cuestiones como la comentada de la Dársena de Los Llanos o la carretera a San Andrés.

Los puertos son infraestructuras básicas. Por el de Santa Cruz pasan el 90% de las mercancías que llegan a todos los tinerfeños. Ya hemos cedido muchos terrenos a la ciudad –Parque Marítimo, el Auditorio, el colegio Miguel Pintor, la calle Andrómeda– y ahora estamos en el proceso de ceder otros que ya no tienen usos portuarios. Ahora queremos ceder terrenos del Muelle Norte a la cementera, en la vía marítima a San Andrés, que tiene un uso puramente urbano.

¿Cómo marcha esa cesión?

Le enviamos un proyecto al Ayuntamiento de Santa Cruz, pidiéndoles que nos dijeran si están de acuerdo para firmar un convenio. No nos han contestado. No queremos cederla como está, sino realizar actuaciones para hacerlo en buenas condiciones y que favorezca los planes del municipio. Lo último que dijo el Ayuntamiento es que para hacer esas actuaciones no se necesita su visto bueno. Y es verdad. Lo que queremos es que esas actuaciones se acoplen a los planes municipales.

Vuelve el concierto de Navidad gratuito en el Puerto.

Este año hemos conseguido que se retransmita para toda España a través de Televisión Española, lo que va a provocar que se conozca este concierto a nivel nacional. La repercusión que tiene para el prestigio de la Isla y de Santa Cruz es importante. Los actos sociales también son una forma de abrirnos a la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats