El Ayuntamiento de Arona contará en las próximas semanas con dos millones de euros que aprotará el Gobierno central procedentes de los Presupuestos Generales del Estado de 2022. El objetivo es dar impulsar la regeneración y rehabilitación de la playa Los Tarajales, una de las zonas de mayor valor y potencial de Los Cristianos, que ha sufrido una importante degradación medioambiental en las últimas décadas. El alcalde aronero, José Julián Mena, suscribió el viernes el convenio con el Ministerio para la Transición Ecológica para la transferencia de estos fondos, que tienen carácter nominativo.

El gobierno municipal sostiene que con este paso culmina el proceso que inició en octubre de 2021, con la aprobación por el Pleno, con el voto favorable de todos los grupos políticos, de la iniciativa para impulsar la regeneración de la bahía de Los Cristianos con la recuperación de la playa de Los Tarajales.

El convenio suscrito contempla que sea el Ayuntamiento de Arona la administración que elabore el proyecto de obras y que haga posible la licitación y ejecución de los trabajos. Todo este proceso lo debe completar el Consistorio antes del 31 de diciembre de 2026, si bien se podrá prorrogar durante dos anualidades más. El municipio, por su parte, podrá completar los recursos que sean necesarios en el caso de que la obra suponga un mayor gasto, tanto con fondos propios como procedentes de otras instituciones públicas.

El dinero procede de los Presupuestos Generales del Estado del año en curso

En la regeneración de la playa Los Tarajales tendrá un papel relevante la población de Los Cristianos. Así lo anuncia el gobierno de José Julián Mena. Para ello, realizará un proceso en que la ciudadanía "tendrá un papel activo en el proyecto final, con participación de grupos ecologistas y ambientalistas, de modo que el proceso de regeneración sea sostenible y capaz de soportar los efectos del cambio climático y la subida de las mareas".

Las obras de la primera fase de esta vía finalizaron en 2020 y requirireron una inversión de 2,5 millones de euros, dinero procedente del propio Ayuntamiento de Arona y del Cabildo de Tenerife.

Hasta la construcción del Puerto de Los Cristianos, la playa de Los Tarajales era una zona con abundante arena natural depositada por las corrientes, una situación que se vio alterada y que ha dado lugar a una continua acumulación en zonas como el propio muelle o la playa de Los Cristianos, de donde se requiere su retirada periódicamente de forma mecánica.

Para regenerar este entorno, en 2008 fue aprobado un proyecto que contó con la preceptiva declaración de impacto ambiental, pero la Dirección General de la Costa y el Mar, el ente que debía dotarlo de presupuesto, licitarlo y ejecutarlo, no desarrolló dicha actuación.

Una iniciativa caducada

El 4 de septiembre de 2018, el alcalde de Arona, José Julián Mena, presentó a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, la playa, el paseo y el entorno, así como las posibilidades que ofrece este ámbito. Lo hizo en el transcurso de una visita oficial realizada por la responsable de la cartera turística a esta zona del municipio.

El 19 de septiembre de 2009, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino anunció que, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, invertiría 26.487.084 euros en la recuperación ambiental de la playa y en la reforma del paseo marítimo de Los Tarajales. Entre las actuaciones previstas estaba remodelar el paseo marítimo de 850 metros de longitud. Para ello, incluiría la pavimentación, mobiliario urbano, jardinería y otros elementos de uso público; recuperar el suelo necesario para crear un espacio abierto al mar; la recuperación ambiental de la playa de 650 metros de longitud, la ejecución de diques y la aportación de arena. A ello se suma el aumento de la capacidad de acogida de una ensenada litoral para, en conjunto, recuperar la playa de Los Tarajales que hace más de 40 años disponía de arena, facilitando la estancia y el baño de muchos usuarios.

El proyecto ganaría un espacio público con un uso continuo para actividades lúdicas y de ocio en todas las estaciones del año, configurando un auténtico lugar social de ocio y salud. Todo ello en un contexto en el que se aplicarían aquellas medidas ambientales (preventivas, correctoras, etcétera) que compatibilizaran ambientalmente la actuación.

El 12 de abril de 2013 fue aprobada la Declaración de Impacto Ambiental, resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente cuya vigencia caducó el 12 de diciembre del 2019. Por ello, el proyecto dejó de tener validez. Ahora se retoma desde el punto de partida con un nuevo proyecto.

Este convenio es paralelo a la licitación y ejecución de los trabajos de reparación que se llevarán a cabo en el paseo de Los Tarajales. Este enclave fue afectado por el oleaje desde hace más de dos años, por lo que los trabajos para su reparación se podrán afrontar después de que todos los partidos políticos que conforman la Corporación municipal apoyaran la dotación de recursos para asegurar el coste de la obra.