Lomo Pelado es uno de esos núcleos de medianías característicos de prácticamente cualquier municipio de las Islas y que, como la gran mayoría de ellos, presenta un déficit histórico en cuestión de redes de servicios públicos de saneamiento. La ausencia total de redes de alcantarillado y evacuación de las aguas residuales que generan sus habitantes ha hecho que, en consecuencia, durante décadas hayan sido los pozos negros los medios tradicionales con los que sus habitantes se deshacían de las aguas negras y grises que generaban. Una fórmula que el Ayuntamiento de El Rosario quiere desterrar para siempre ante el daño que representa este anticuado sistema, tanto para el medio ambiente, como para el subsuelo o los barrancos cercanos, pudiendo, incluso en ocasiones, afectar a la calidad de los acuíferos.

| e.d.

Por ello, alrededor de 230 familias de Lomo Pelado, unos 800 habitantes equivalentes, han recibido por carta la noticia del próximo inicio de las obras de la Red de Alcantarillado Separativa de Lomo Pelado y Estación de Bombeo de Aguas Residuales e Impulsión Lomo Pelado-Las Rosas, una actuación de nada menos que 3’5 millones de euros que está subvencionada por la Consejería de Transición Ecológica y Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias e incluye una aportación municipal.

Lomo Pelado dice adiós a los pozos negros con una red de alcantarillado

El alcalde, «orgulloso»

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, se muestra «orgulloso» de este hito en la mejora del ciclo del agua y de la sostenibilidad. «Estamos hablando de resolver el problema de saneamiento de las aguas residuales domésticas de una parte importante de las medianías de El Rosario, un compromiso al que llegamos con el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, quien estuvo en la zona de Lomo Pelado durante la visita institucional que realizó al Municipio a finales de 2020 y cuyo compromiso quedó refrendado en julio de este año, cuando presentamos públicamente este y otros proyectos en los que interviene el Gobierno de la Comunidad Autónoma por un importe de 7’65 millones de euros».

Lomo Pelado dice adiós a los pozos negros con una red de alcantarillado

La obra dará comienzo en la zona del camino de Las Lagunetas, en su cruce con la carretera general La Esperanza-Llano del Moro (TF-272), vía insular que a su vez se beneficiará de la ejecución del colector general de saneamiento, para permitir la incorporación de una amplia zona del municipio de El Rosario al Sistema de Saneamiento Comarcal de La Esperanza-Santa Cruz de Tenerife. En este caso, la actuación será acometida por el área de Cooperación Municipal y Vivienda del Cabildo de Tenerife, dentro del Plan Insular de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal, y la finalización de ambos proyectos permitirá la evacuación de las aguas residuales de una parte importante de El Rosario hacia el sistema general de alcantarillado de la comarca.

Debido a la importancia de la actuación, adjudicada a Construcciones Elfidio Pérez SL-Obras Geotécnicas de Canarias SL, los trabajos se han distribuido en cuatro fases a lo largo de un plazo de ejecución de 24 meses. Las obras se irán desarrollando progresivamente en las calles Elías Vera, Bethencourt, Perera, Doctor Caldera, Transversal Doctor Caldera y un tramo de Preventorio, así como en los caminos El Centro, Las Lagunetas y El Chorro y un tramo entre la TF-24 y la trasera de la Ermita de Las Rosas.

Estación de bombeo

Además de las propias redes primarias de drenaje y saneamiento, pozos de registro e imbornales se ejecutará la estación de bombeo de aguas residuales en la zona baja del barrio de Lomo Pelado, junto al camino El Centro, que no solo recogerá las aguas de este barrio, sino además las del próximo de Las Rosas, evacuando todas ellas al colector general de la carretera La Esperanza-Llano del Moro (TF-272), una actuación que ya estaba contemplada en el documento Diagnósticos y Propuestas de Actuaciones en materia de Saneamiento, elaborado por el Consejo Insular de Aguas.

Enclaves rurales

Junto a Las Rosas, Las Barreras y, por supuesto, la villa de La Esperanza –pese a su carácter un tanto más urbano al ser capital administrativa municipal– conforman el enclave prototípico de las zonas más rurales del municipio de El Rosario en el que, como en tantos otros del mismo estilo, confluyen viviendas unifamiliares más o menos dispersas, explotaciones ganaderas o agrícolas y pequeñas huertas, generalmente destinadas al autoconsumo.

Por ello, el primer edil subraya «la importancia» de una actuación «con la que lograremos un municipio más sostenible y con cero vertidos de aguas residuales en nuestros entornos naturales». Escolástico Gil remarca que el proyecto de la Red de Alcantarillado Separativa de Lomo Pelado y Estación de Bombeo de Aguas Residuales e Impulsión Lomo Pelado-Las Rosas es «una obra fundamental para los vecinos y vecinas, que acarreará molestias durante algún tiempo en determinadas calles, pero que, a su término, pondrá a esta importante zona de El Rosario en el siglo XXI, con una red de alcantarillado y saneamiento que será un antes y un después para mejorar la calidad de vida de los residentes de la zona».