El presidente de la Fundación Canaria Cajasiete Pedro Modesto Campos, Fernando Berge, y el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, en presencia del párroco Pedro José Pérez, firmaron un acuerdo de colaboración por el cual la Fundación colabora en el proyecto de restauración de la totalidad de la cubierta y de los paramentos verticales exteriores e interiores de la ermita de El Socorro. Las obras no modifican la distribución existente, y se centran en la cubierta, carpintería, instalaciones y acabados.

La construcción de la ermita del Socorro se cree que data del siglo XVII. Consta de dos naves, tras la ampliación de la única nave existente, que se realizó en el XIX. En la actualidad presenta, en general, un buen estado de conservación debido a las últimas restauraciones, realizadas en 1990, que remodelaron su techumbre y el interior; y la más reciente, el campanario.

El templo edstá declarado BIC desde el año 90, con categoría de monumento

En su interior destaca una pintura al óleo de la Virgen del Socorro, obra de Javier Eloy Campos. Arquitectónicamente destaca su fachada de cantería y la torre del campanario. Este templo fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de monumento, por el Gobierno de Canarias, en sesión celebrada el 19 de noviembre de 1990, acuerdo publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), de 16 de julio de 1993.

Esta ermita tiene una consideración especial para los güimareros, debido a la importancia del papel que desarrolla en el contexto de la Romería de Nuestra Señora del Socorro, considerada la más antigua de Canarias y que se celebra cada 7 de septiembre, en honor de la Alcaldesa Honoraria y Perpetua de Güímar. De hecho, la ermita forma parte del patrimonio cultural del municipio.