Una plaga de orugas de la mariposa de los cardos (Vanessa cardui) ha sorprendido en estos días a los vecinos de distintos municipios de la isla de Tenerife, fundamentalmente, a los de Güímar y Arafo. Residentes de estas zonas de la Isla cuentan que «estos gusanos están por todas partes, invadiendo aceras, calzadas y terrazas». El biólogo y presidente de la Fundación Neotrópico, Jaime de Urioste, explica que se ha producido una «explosión demográfica» de esta mariposa por las condiciones ambientales que se están dando en el Archipiélago, y en concreto, en Tenerife.

En este sentido, señala que la tormenta tropical que afectó a Canarias a finales de septiembre, Hermine, que trajo cuantiosas lluvias, y «el calor y la humedad que hemos tenido a continuación», han generado las condiciones idóneas para la reproducción de ésta y otras especies, como las moscas y los milpiés, cuya elevada cantidad también ha sorprendido a los vecinos.

«Estamos hablando de una situación anormal, pues con las lluvias suele bajar la temperatura, lo que no ha ocurrido en esta ocasión. Por lo tanto, en este caso, se están dando todas las condiciones idóneas para estas mariposas, la humedad, el calor y la presencia de algunas de las plantas nutricias de las que se alimentan, como, por ejemplo, cardos o diente de muerto», comenta De Urioste.

Un ejemplar de la oruga de la 'Vanessa Cardui'.

Agrega que ha aumentado la reproducción de estas mariposas, cuya población suele estar controlada, como de las plantas de las que se alimentan. «De repente, estas mariposas ponen un montón de huevos y las orugas, al ser tantas, se mueven desesperadas por todas partes en busca de alimento o para poder entrar en la fase de crisálida». Eso sí, el presidente de la Fundación Neotrópico, y responsable del único centro de fauna exótica que existe en Canarias, quiere enviar un mensaje de tranquilidad a la población, «pues esta especie no es invasora ni ocasiona ningún tipo de daño». Y, además, bromea, «son más bonitas (refiriéndose a las mariposas) y menos molestas que las moscas». Apunta que «ésta es una situación pasajera», por lo que cuando llegue el frío, la plaga desaparecerá.

Una mariposa cardo.

En un principio, dicha plaga se ha detectado sobre todo en los municipios de Güímar y de Arafo, aunque no se descarta que se vean afectados otras zonas de la Isla, según ha indicado Jaime de Urioste. La plaga del gusano milpiés ha aparecido en diferentes núcleos urbanos de La Gomera, Tenerife (por ejemplo, en el municipio de Adeje) y Gran Canaria. Y la presencia de la mosca se ha multiplicado prácticamente en todo el Archipiélago.

El biólogo Jaime de Urioste señala que algunas de las mariposas de los cardos son «nativas de Canarias», pero, agrega, la mayoría son «migrantes». «Procedentes de África, algunas van al sur de Europa y otras llegan a Canarias».  Vanessa cardui es una de las mariposas de mayor distribución geográfica, encontrándose en todos los continentes menos en la Antártida. Puede vivir en cualquier zona templada, incluyendo las montañas en los trópicos.