La Dirección Insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico elabora una ordenanza para regular y dotar a la isla de zonas de acampada y de caravanas, en respuesta a los «numerosos usuarios» que demandan esta actividad en condiciones de calidad, accesibilidad y seguridad, con servicios públicos y suministros óptimos. El presidente, Pedro Martín, indica que se trata de «establecer una ordenanza para regular las zonas de acampada con criterios comunes para toda la Isla». Al tiempo, anuncia que la Corporación busca lugares para desarrollar la actividad, «pero no de cualquier manera, sino que puedan ser espacios que tengan los servicios necesarios y contar con la comodidad y limpieza que requieren».

Pedro Martín especifica que el trabajo para localizar emplazamientos se desarrolla con los municipios, con el propósito de definir el suelo a adquirir por el Cabildo. «Se trata de regular la actividad, de ofrecer espacios donde se puedan hacer acampadas o donde la población pueda llevar las caravanas y responder, desde el Cabildo y los ayuntamientos, a la creciente demanda de este sector».

Las zonas costeras es donde se desarrolla esta actividad de forma mayoritaria, así como en los espacios naturales. Desde el Cabildo se promueve y prioriza estos trabajos «para ofrecer un marco regulatorio insular que permita el disfrute de la actividad de manera controlada y sostenible, que responda a las necesidades del sector y sirva de guía a los ayuntamientos para implementar servicios de calidad y una oferta competitiva», agrega el director insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico, Emilio Fariña.

Este instrumento está proyectado para «evitar impactos negativos en el territorio y poner freno al ejercicio irregular y descontrolado de esta actividad», apostilla Fariña. Afirma que la ordenanza ha sido trasladada a las asociaciones de campistas, de quienes han recogido sus demandas, centradas especialmente en la necesidad de contar con espacios adaptados y accesibles, así como de instalaciones para la evacuación de residuos. «Estamos coordinando reuniones con los ayuntamientos para localizar áreas idóneas en sus territorios para estacionamiento y pernocta para caravanas, así como puntos de evacuación de residuos», según el director insular.

Emilio Fariña enfatiza que «la regulación del sector se hace necesaria y dará respuesta a las demandas de los distintos ayuntamientos de la Isla, asociaciones y de la propia ciudadanía».