La Cueva del Viento, el tubo volcánico más largo de Europa, ha recibido en el primer semestre del año la visita de 12.380 personas, lo que supone un 87% de ocupación respecto al total de plazas ofertadas. La consejera insular de Museos, Concepción Rivero, área que gestiona la Cueva del Viento, explica que los datos de visitantes «confirman el interés que despierta el espacio entre los turistas que pasan sus vacaciones en Tenerife y también entre la población local, ya que solo la cifra de visitantes de los primeros seis meses de este año casi alcanza a la de todo el año pasado (12.499 personas), en el que hubo que adaptarse a las restricciones impuestas por la pandemia de la covid.

De enero a junio se ofertaron un total de 947 rutas guiadas en cuatro idiomas, de las que 458 se realizaron en español, 271 en inglés, 156 en alemán y 34 en francés, según los datos aportados por el Cabildo. A estas hay que añadir otras 28 visitas de grupos y estudiantes y turistas coordinadas por turoperadores. Ubicada en el término municipal de Icod de los Vinos, la Cueva del Viento es el sexto tubo volcánico más largo de del mundo. Originado por las coladas del Pico Viejo, situado junto al Teide, se formó hace 27.000 años.