Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INFRAESTRUCTURA | Más agua para el sector primario en el Sur

El Sur de Tenerife tendrá el triple de agua tratada para riego

La desalinizadora de agua salobre elevará a 25.000 metros cúbicos al día el agua para la agricultura de San Miguel a Santiago del Teide

29

Visita a la desalinizadora de Adeje Andrés Gutiérrez

La zona agrícola productiva más importante de la Isla dispondrá de 25.000 metros cúbicos de agua depurada y desalada para el riego una vez culmine la ampliación de la depuradora Adeje-Arona, con la construcción de la Estación Desalinizadora de Agua Salobre (EDAS). La obra, que comenzó en octubre 2021, concluirá en el último trimestre de 2023 y su puesta en servicio triplicará el caudal que ahora obtiene este complejo (8.000 metros cúbicos) al incorporar 16.500 metros cúbicos de agua tratada a la red de riego desde San Miguel de Abona hasta Santiago del Teide.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y los alcaldes de Adeje y Arona, José Miguel Rodríguez Fraga y José Julián Mena, respectivamente, visitaron ayer, junto al consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, el estado de los trabajos del proyecto Ampliación de la Estación Desalinizadora de Agua Depurada (EDAS) del complejo hidráulico Adeje-Arona. Ámbito El Vallito. Su puesta en servicio permitirá aprovechar el 100% de las aguas residuales urbanas que se generan en ambos municipios para abastecer al sector primario.

A 8.716.320 euros asciende la inversión en una obra que ejecuta Tragsa e incluida en el Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) y el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan). Los trabajos consisten en construir un depósito de alimentación y bombeo perpetuo de agua depurada, el canal de conducción, los módulos de electrodiálisis reversible (EDR) –la tecnología para desalinizar el agua–, los equipos químicos y el canal para el agua resultante.

Pedro Martín explicó que la nueva desaladora forma parte de los trabajos que desarrolla el Cabildo «para mejorar y ampliar las instalaciones de tratamiento de aguas de la Isla, con el objetivo de transformar completamente un escenario que daba pena y por el que Tenerife había sido sancionado por vertidos al mar». En ese marco, en la comarca Sur «conseguimos que, a partir de 2019, se depurase el 100% de las aguas negras y ahora damos un paso aportando a estas aguas ya depuradas un tratamiento especial para convertirlas en agua regenerada de calidad para uso agrícola». Con esta obra, «vamos a conseguir que toda la zona agrícola desde San Miguel a Santiago de Teide pueda beneficiarse de esta agua de primerísima calidad para sus cultivos», enfatizó Martín.

Como en Valle de Guerra

«En un contexto de emergencia climática no tiene sentido que, como territorio, estemos eliminando recursos». Es la premisa de la que parte el consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático del Cabildo tinerfeño, Javier Rodríguez, para explicar que «con estos trabajos se avanza en un fundamento clave de la economía circular, como es convertir los residuos en nuevos recursos». Según detalló, «el objetivo pasa por replicar en la comarca Sur el mismo modelo que ya se ha establecido en Valle de Guerra y en toda la comarca Nordeste, y que vamos a seguir aplicando en las futuras instalaciones que se pondrán en marcha a través del acuerdo con Acuaes». Alude así al «mayor convenio en la historia del Cabildo» que firmó Pedro Martín con el Estado «para desarrollar cinco grandes sistemas de saneamiento y de depuración en la Isla y, en términos generales, acabar con el crónico y nada deseable problema de aguas residuales de contaminación de la costa».

En esa línea, autoridades y técnicos resaltaron que está en ejecución la ampliación del emisario submarino Adeje-Arona para alejar del litoral el punto de vertido. Parte desde la divisoria de Adeje y Arona, en la playa de Troya, se vierte la salmuera de la desaladora Adeje-Arona y el agua depurada no reutilizada.

Para Mena, fundamental

El alcalde de Arona, José Julián Mena, subrayó la importancia y los pasos adelante que se están dando, tanto en la depuración de aguas como, en este caso, en su reutilización para uso agrícola, lo cual profundiza en la apuesta por la sostenibilidad y el apoyo al sector primario que se realiza desde el municipio. «Son fundamentales para nosotros, para Arona y el conjunto de la comarca Sur, las inversiones en la depuración de aguas y el refuerzo de la reutilización de esta para el sector primario», explicó Mena. El regidor aronero recordó los 41.536.757 euros del contrato de ejecución de las obras y pruebas de funcionamiento del proyecto de los colectores e impulsiones asociados a la depuradora de Montaña Reverón. «Todo ello habla de la apuesta decidida por el saneamiento, la reutlización de las aguas, por mejorar nuestra capacidad hidráulica y por aplicar políticas de sostenibilidad, fundamentales para municipios como Arona».

Para Fraga, excelente

Su homólogo adejero, José Miguel Rodríguez Fraga, defendió que «estamos dando un paso importante, en un proceso que ha sido largo y que aborda uno de nuestros principales problemas ambientales, como es el uso del agua». El alcalde de Adeje destacó que con la Estación Desalinizadora de Agua Salobre «ha habido un avance importante por resolver este problema que políticamente no es de lo más lucido, pero que sí es de los que requieren un mayor compromiso y responsabilidad por parte de las administraciones, para satisfacer un servicio con agua de calidad para la población, el turismo y para la agricultura».

Desde la perspectiva del regidor más veterano de la comarca, «la posibilidad de disponer de 25.000 metros cúbicos diarios de agua depurada y desalada para devolverla a la agricultura es una excelente noticia». En su reflexión apuntó que «el proceso, en todo caso, sigue vivo para continuar respondiendo a las necesidades de esta zona turística, con alto consumo de agua, y para recuperar, también, agua para su reutilización por el campo».

El plan de obras para construir la Estación Desalinizadora de Agua Salobre (EDAS) se encuentra hoy en la fase de obra civil. La convivencia de la explotación de la depuradora existente desde la década de los 90 del siglo pasado con el proceso de la nueva construcción establece un plus de complejidad a esta actuación.

El 7 de julio fue cuando el Cabildo de Tenerife y la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) firmaron, en Madrid, el convenio dotado con 170 millones que posibilita el desarrollo de proyectos esenciales, consistentes en la construcción de cinco depuradoras: Granadilla de Abona, Tenerife Oeste (Santiago del Teide y Guía de Isora), Arona Este-San Miguel, Acentejo y el Valle de La Orotava.

La obra no ha cumplido aún la mitad del plazo previsto, si bien cumple el plan diseñado (izquierda). Las autoridades visitaron ayer los trabajos (al lado y abajo) que dotarán a la zona de una depuradora esencial para la comarca (arriba).

La situación actual

La obra en ejecución será un avance notable respecto a lo que ya se hace en materia de agua en la comarca sur de Tenerife. En la actualidad, la totalidad de las aguas residuales que genera la zona es tratada para eliminar su carga contaminante. «Lo que pretendemos es que, además, pase por un sistema de tratamiento adicional para convertir el agua depurada en agua regenerada», con la eliminación de las sales. Javier Rodríguez, consejero insular de Desarrollo Sostenible, explicó que en la actualidad la depuradora trata en torno a 27.000 metros cúbicos de aguas negras al día (30.000 en cifras de la prepandemia). La capacidad de tratamiento para su reutilización es de 8.000 metros cúbicos. «Lo que pretendemos es ser capaces de tratar el cien por cien de las aguas ya depuradas».

Compartir el artículo

stats