Agentes de la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policia han procedido en la mañana de hoy a desalojar a los últimos okupas que residían en el edificio Iders, declarado en ruina inminente.