Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orgullo, igualdad y libertad en las calles de Puerto de la Cruz

La manifestación insular del movimiento LGTBI+ reunió esta tarde a entre 500 y 1.000 personas en las calles de la ciudad turística

26

Manifestación insular del Orgullo LGTBI en Puerto de la Cruz María Pisaca

La manifestación insular del orgullo LGTBI+ de Tenerife tomó en la tarde de este viernes 1 de julio las calles de Puerto de la Cruz para, en un tono mucho más reivindicativo que festivo, subrayar que el orgullo es la lucha por la igualdad y la libertad. Más de mil personas, según los organizadores, y unas 500, según los cálculos de la Policía Nacional, recorrieron la distancia que separa la plaza del Charco y la playa de Martiánez tras una pancarta en la que podía leerse: «Frente al odio, el orgullo no pierde el norte. Tenerife es diversa». Las banderas multicolores, los abanicos, los pitos y la batucada complementaron una marcha en la que se clamó por una sociedad «¡sin armarios todo el año!» que no dé «¡ni un paso atrás en diversidad!».

Se corearon lemas como «¡no desfilamos, nos manifestamos!» y se portaron carteles con frases como «la única elección que hice fue ser yo mismo», «no soy un debate» o «las familias de la infancia trans no se rinden». Sin parar de cantar durante todo el recorrido, el espíritu de la marcha se puede resumir en dos de los cánticos más repetidos. Un guiño a una polémica frase de la exalcaldesa de Madrid Ana Botella: «¡Me gustan las peras, me gustan las manzanas, y en la cama me acuesto con quien me da la gana!». Y un éxito de Alaska en los años 80, convertido en himno LGTBI: «A quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga, yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré».

Los asistentes clamaron por una sociedad «sin armarios todo el año» que no dé «ni un paso atrás en diversidad»

decoration

Los colectivos contaron este viernes 1 de julio con el respaldo de políticos de partidos como CC, Asamblea Ciudadana Portuense, Alternativa Icodense y, en especial, el PSOE, que tuva una amplia representación. El presidente tinerfeño, Pedro Martín, participó en la marcha tras una pancarta en la que podía leerse «Tenerife orgullosa» y recalcó que «ha sido un éxito, había ganas de celebrar un encuentro como este, sobre todo ahora que nos llegan las olas de algunos que quieren reconsiderar muchas de las libertades que este país ha conseguido».

Manifestación insular del Orgullo LGTBI a su paso por el paseo de San Telmo María Pisaca Gámez

El alcalde portuense, Marco González, resaltó que «el éxito no es sólo esta manifestación, sino haber apostado por las políticas LGTBI, como ha hecho Puerto de la Cruz, que fue la primera ciudad de Canarias en contar con una concejalía específica LGTBI y este también es el fruto de esa cosecha. Resaltando, por supuesto, la labor de los colectivos y del activismo. Porque este éxito es el suyo». La diputada socialista Nira Fierro dijo que la manifestación ha sido «histórica» en «una ciudad abierta, que siempre apostó por la libertad y la diversidad, y que hoy lo demuestra en la calle».

No fue un desfile, los colectivos LGTBI de la isla aparcaron el ambiente más festivo y apostaron por la reivindicación de la diversidad tras una pancarta en la que podía leerse: «Frente al odio, el orgullo no pierde el norte. Tenerife es diversa».

decoration

La manifestación concluyó junto a la playa de Martiánez con la lectura de un manifiesto consensuado por los colectivos Diversas, Transboys, Canary Pride, Chrysallis y Libertrans, para «lanzar el mayor grito de valentía para dejar claro que estamos aquí, que no vamos a desaparecer, que vamos a seguir exigiendo igualdad real y efectiva, derechos y cambios sociales». Entre sus demandas, la Ley Trans y LGTBI+, la igualdad de derechos trans, el reconocimiento de la identidad de las personas no binarias, el final de los discursos de odio e «igualdad y libertad para toda la diversidad sexual, de género y familiar».

Compartir el artículo

stats