«No olvides que lo que llamamos hoy realidad fue imaginación ayer». El grupo Participación Ciudadana El Fraile se inspiró en esta cita de la novela El hombre duplicado, del Premio Nobel de Literatura José Saramago, para poner en marcha su última iniciativa: un mural realizado por el alumnado de 3º del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) El Fraile para retratar cómo quieren que sea su barrio.

El Fraile del futuro es el lema con el que más de 70 alumnos expresaron mediante dibujos sus deseos y necesidades en relación al lugar donde viven. Un ejercicio de imaginación como primer paso hacia una realidad que contemple las opiniones de la infancia, con especial atención a la convivencia vecinal, que surge de una actividad previa planteada por este grupo de la estrategia para la convivencia intercultural en Tenerife, Juntas en la misma dirección, impulsada por el Cabildo con el apoyo de la Universidad de La Laguna a través de su Fundación General y del Observatorio de la Inmigración de Tenerife (OBITen).

Ante las dificultades encontradas para recabar fotografías antiguas de El Fraile, con las que pretendían llevar a cabo una exposición para aumentar el sentimiento de pertenencia a su territorio y a su comunidad entre las personas que viven en esta localidad de Arona con alto grado de diversidad cultural, Participación Ciudadana El Fraile decidió que, si no puede contemplar este objetivo mirando al pasado, lo haría poniendo la vista en el futuro.

'El Fraile del futuro' es el lema de un proyecto en el que toman parte más de 70 estudiantes

«Decimos que la infancia es el futuro, pero en realidad es el presente. Queremos que vean que pueden hacer algo para transformar el lugar en el que viven por el lugar donde quieren vivir. Nos parece que todos, los más pequeños también, debemos empezar a pensar en El Fraile de otra manera. Desde el exterior, pero también las mismas personas que vivimos aquí para generar un sentimiento de cariño al referirnos a este lugar», explica Pilar Morales Abadía, integrante de Participación Ciudadana El Fraile.

Como resultado de este proceso, el CEIP El Fraile ahora cuenta con un gran mural que recoge las inquietudes de su infancia para hacer del lugar en el que viven una comunidad en la que reine la convivencia intercultural, en línea con las metas del marco estratégico insular Tenerife vive diversidad.

En la inauguración de este mural que plasma El Fraile del futuro, Participación Ciudadana El Fraile entregó el libro Sona Mariama y otros cuentos populares de Gambia al alumnado participante. Un obsequio por su implicación, que cuenta con la colaboración de la ONG Correcaminos Solidarios, que ha editado la publicación cuya recaudación por su venta contribuye a sostener la escuela de Educación Primaria que fundaron en Fass Chamen (Gambia).

«A las personas de otro país, les daría un regalo, jugaría con sus hijos, sería su amigo e iríamos a su casa para jugar con ellos», explica uno de los alumnos del CEIP El Fraile que participó en esta actividad sobre cómo imagina El Fraile del futuro y qué haría para acoger a personas que llegan a él.

La consejera de Empleo, Desarrollo Socioeconómico y Acción Exterior del Cabildo, Carmen Luz Baso, destaca que «resulta fundamental incluir la visión de los niños y las niñas cuando se gestiona cualquier ámbito de la sociedad, porque no podemos obviar que no solo son parte de la misma, sino que son el futuro».