Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno de junio | El día de las tres comparecencias

Ganadería impulsa 36 medidas para garantizar la apicultura isleña

Los objetivos marcados van desde dar respuesta a los problemas sanitarios a fomentar la profesionalización y la investigación

Un momento del pleno del Cabildo insular de Tenerife celebrado ayer. E. D.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, Javier Parrilla, presentó durante su comparecencia voluntaria en la sesión plenaria de junio un programa de medidas para garantizar el futuro y la sostenibilidad de la apicultura. Una estrategia insular con la que se pretende dar respuesta a los problemas estructurales y sanitarios del sector, fomentar la profesionalización, la conservación de las poblaciones de polinizadores y sus hábitats e impulsar la investigación. Parrilla avanzó que en breve presentará en la Mesa Insular de la Apicultura este programa, alineado con la estrategia nacional y europea para la protección de las especies polinizadoras y melíferas.

«La apicultura no es un sector productivo más, sino que impacta de manera transversal en la cadena productiva agrícola y de conservación de nuestra biodiversidad; de ahí, la necesidad de sentar las bases de un proyecto continuo y duradero que contribuya a la profesionalización y consolidación de esta actividad», señaló.

El consejero destacó las mejoras durante el mandato actual: «En 2019 nos encontramos con un sector dividido, fraccionado y poco profesionalizado y con un descenso preocupante en el número de explotaciones y colmenas que hoy hemos conseguido cambiar desde la dirección descendente del 2018». En este contexto, recordó que, en 2020, el Cabildo reactivó las ayudas para la alimentación complementaria de las abejas, triplicando su presupuesto con respecto a 2018, cuando se articuló la primera y única convocatoria, pasando de 45.000 a 150.000 euros.

En apenas dos años, además, la producción de miel con denominación de origen ha aumentado un 76 por ciento, hasta alcanzar los 22.554 kilos registrados en 2021, y el número de colmenas ha pasado de 15.705 en 2019 a 16.283 en 2022. «Unas cifras que confirman la paulatina recuperación del sector» apunta Parrilla.

El consejero adelantó que se trabaja para crear, en la Casa de la Miel, una línea de envasado y extracción en ecológico que beneficiará, tanto al nivel de producción como a la garantía sanitaria.

Javier Parrilla se refirió al impulso del manejo integrado de plagas y a la elaboración de un manual de buenas prácticas en agricultura para evitar y reducir los pesticidas perjudiciales para polinizadores domésticos y silvestres.

También señaló la necesidad de identificar los hábitats importantes para los polinizadores con el fin de establecer medidas para su conservación, así como aplicar un programa de monitoreo, promover la siembra de especies vegetales atractivas para los polinizadores (ricas en polen o néctar), así como de semillas autóctonas de variedades ecológicamente adecuadas y adaptadas a la zona.

El programa también recoge la organización ferias y congresos vinculados al sector apícola, y la puesta en marcha de actuaciones y jornadas de formación empresarial y de emprendimiento.

Compartir el artículo

stats