A 27 millones de euros asciende la inversión que las administraciones públicas realizan en el suroeste la Isla para completar el sistema de depuración en la comarca que conforman Guía de Isora y Santiago del Teide. La depuradora del Oeste, en ejecución, requiere un gasto de 15,6 millones de euros que, sumados a los costes del resto de actuaciones necesarias para completar este sistema alcanzan los 27 millones de euros.

A la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Las Charquetas, hay que incorporar otras actuaciones que permitirán unificar e impulsar hasta la depuradora las aguas de los diferentes núcleos de la costa. Se encuentran el desmantelamiento y sustitución de la estación de bombeo de Varadero, la mejora de los colectores, la construcción de dos nuevas estaciones de bombeo –una comarcal y otra, para Alcalá– y la instalación de una estación de bombeo y tratamiento en Playa de San Juan, así como otras obras en el municipio vecino de Santiago del Teide.

La alcaldesa isorana, Josefa Mesa, apunta que el proyecto de la depuradora del Oeste (Las Charquetas) «es de los proyectos más importantes que tiene no solo Guía de Isora, sino, también, la isla de Tenerife para acabar con los problemas del saneamiento y la depuración de aguas, sobre todo en el oeste de esta Isla». Mesa Mora destacó el beneficio que supondrá la reutilización de las aguas para la agricultura: «Su puesta en marcha cerrará el ciclo de uso de las aguas residuales, dirigiendo el producto resultante a nuestros agricultores. Somos un municipio bastante agrícola y sabemos de la importancia que esta actuación tendrá también para el sector».

Esta infraestructura, con capacidad para responder ante una población de hasta 109.000 habitantes equivalentes y con un caudal máximo de 10.325 metros cúbicos al día, será la encargada de depurar las aguas residuales de los diferentes núcleos poblacionales que componen los municipios de Guía de Isora y Santiago del Teide.

Tanto Josefa Mesa como su homólogo de Santiago del Teide, Emilio Navarro, participaron en la visita reciente a la obra de la depuradora Las Charquetas. En ella, el presidente del Cabildo, Pedro Martín, indicó que «estas inversiones serán una mejora indudable en el tratamiento de aguas en la Isla, que situará a Tenerife en unos niveles de depuración de aguas residuales de cerca de un 90%».