Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parque Nacional | Un giro a la gestión del principal espacio protegido de la Isla

La nueva normativa solo permite visitar el Teide en guagua

El Plan de Uso y Gestión, en exposición 30 días, diseña un modelo que prohíbe el coche privado

Vehículos en los márgenes de la carretera el pasado mes de enero en el Parque Nacional del Teide. Andrés Gutiérrez

El nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide solo permitirá las visitas en guagua. Las tres carreteras dorsales que lo atraviesan no se cierran al tráfico, por tratarse de vías insulares, pero solo se permitirá que sean usadas por vehículos en tránsito a puntos fuera del espacio protegido. Los que acudan para recorrer el Parque Nacional no podrán hacerlo en sus vehículos sino en guaguas lanzadera que contarán con tres intercambiadores, ubicados en las áreas de servicio en Chío, Vilaflor y El Portillo Alto. La Consejería de Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno canario pone a disposición pública el borrador del documento de 63 páginas que, tras la aprobación provisional, puede ser consultado para observaciones y sugerencias durante 30 días.

El consejero responsable del área regional, José Antonio Valbuena, destaca que «el Plan contribuirá a la conservación de la biodiversidad y el paisaje natural del Parque Nacional del Teide, además de impulsar la investigación y la cooperación entre las diferentes administraciones».

Los grandes ejes.

El viceconsejero de Planificación Territorial, Miguel Ángel Pérez, detalla que «el Plan se estructura en seis líneas generales: conservación, uso público, infraestructuras, investigación, coordinación con otras administraciones y relaciones con el entorno y seguimiento, evaluación y control». Entre los principales objetivos se encuentra la conservación de la flora, fauna y vegetación; la implantación de un sistema de movilidad sostenible y un control de las visitas; mantener, rehabilitar y adaptar las infraestructuras del Parque Nacional, así como reducir aquellas que sean incompatibles con sus fines; profundizar en programas de investigación del entorno y desarrollar herramientas que faciliten la comunicación entre administraciones.

La capacidad máxima de carga en un mismo momento del Parque Nacional del Teide queda fijada con el nuevo Plan en 3.000 visitantes. Recibe cada año a 4,4 millones de personas.

decoration

La movilidad.

El congreso #Esparc22 Por unos espacios naturales protegidos vivos reunió la pasada semana en Ronda (Málaga) a gestores y profesionales de la Administración ambiental de toda España. Durante este encuentro, el director-conservador del Parque Nacional del Teide, Manuel Durbán, presentó por primera vez el Plan de Movilidad que emana del Plan Rector de Uso. Su desarrollo es paralelo a la normativa de espacio natural y cambiará radicalmente los accesos al Parque y la visita tal y como se ha conocido hasta ahora. No se permitirá hacerla en coche particular y se crearán tres áreas de servicios, con parking soterrados y restauración. En sus respectivos intercambiadores tendrá su base una flota de guaguas lanzadera de bajas emisiones, pero con un alta frecuencia de paso, ya que se trata de zonas de alta montaña y el clima no permite largas esperas, ni en verano ni en invierno. El coste total de esta actuación superaría los 90 millones de euros.

El tiempo transcurrido entre este plan y uno muy similar de 1999. Se llamó Plan Maestro de Accesos al Teide y planteaba restringir el vehículo particular, lanzaderas y zonas de servicio.

decoration

El director.

Manuel Durbán ocupa el cargo desde hace casi tres décadas. Desgrana las grandes líneas del nuevo Plan para EL DÍA. Detalla que «buscamos un sistema de movilidad más sostenible para un espacio natural que visitan anualmente 4,4 millones de personas y que en unos años se prevé que reciba a más de cinco». Esto, valora «es beneficioso y una oportunidad para la Isla, pero también origina problemas para conservar los recursos naturales y patrimoniales. Sería insostenible mantener la situación como hasta ahora». Para ello, explica, «se ha llevado a cabo un estudio de la capacidad de carga total del parque, así como por sectores». Los resultados, con un máximo de aforo establecido en 3.000 personas para todo el perímetro, ampliamente superado en ocasiones, ha llevado a establecer tres grandes áreas de servicio con intercambiadores en el perímetro del espacio desde donde partirán guaguas lanzadera para la visita. Estos centros estarán en Chío, Vilaflor y El Portillo Alto. Durbán considera que esta última es una zona «muy antropizada –huella humana– y bastante deteriorada».

Tres carreteras dorsales atraviesan Las Cañadas. La TF-21, de La Orotava a Las Cañadas (Portillo de la Villa) y desde Vilaflor a Las Cañadas (Boca de Tauce); la TF-24, de La Laguna hasta El Portillo de la Villa y la TF-38 de Chío a Las Cañadas (Boca de Tauce). No se van a cortar pero para la visita sí será necesario usar las guaguas. Durbán apunta: «Hemos comprobado que el 80% de visitantes coinciden entre las diez de la mañana y las dos de la tarde. No queremos disminuir el número sino redistribuirlos mejor». Además se concentran en cinco puntos: Roques de García, Teleférico, Pico, Minas de San José y El Portillo. Hace dos años se sacó a información pública la posible ubicación de esos centros en cuanto a aparcamientos, cercanía a carreteras, situación del nodo intercambiador, etcétera.

Durbán no quiere dar plazos concretos pero piensa que «en un año debe estar culminada la tramitación» y comenzaría la construcción de esas áreas de servicio previstas. De ellas partirán las guaguas para la visita a senderos, miradores u otros lugares de interés. Con un intervalo de salida no superior a los veinte minutos y la posibilidad de bajar y volver a subir. Aparte del transporte discrecional, cuyo horario sería de 9 a 5 con inscripción previa.

Además de la mejora para el visitante y de bajar la carga, Durbán valora la reducción de CO2: «Con guaguas diesel similares a las actuales, hasta un 50%, pero con híbridas el 70% y con eléctricas hasta casi el 100%». Adelanta que «el precio para los residentes será simbólico y está claro que a una familia tinerfeña, al coste actual de la gasolina, le será mucho más rentable este sistema que subir con el vehículo privado». Una frase final: «Hasta ahora era demasiada gente a la misma hora. Queremos recibir la misma pero mejor distribuida a lo largo del día».

El estudio encargado para desarrollar la nueva normativa detalla que la ocupación media de los principales espacios visitados en el Teide entre las 10:00 y las 14:00 horas es del 80%.

decoration

El montañero.

Pedro Millán es geógrafo y montañero, además de coordinador del Comité de Desarrollo Rural de la Federación Española de Montaña. Asistió el pasado viernes en Málaga al foro en el que el director del parque desveló los detalles del nuevo PRUG del Teide: «Mi impresión ante la primera presentación de este plan es positiva», apunta. Destaca «el gran interés que suscitó, ya que no hay precedentes de una iniciativa de esta envergadura en ningún otro lugar de España». Sin embargo, recuerda que «en 1999 se desarrolló una propuesta muy similar que en esencia planteaba lo mismo».

Aquel plan, subraya, «se guardó en una gaveta y 23 años después regresa actualizado». Millán señala que «ni aquel ni éste prohíben el tránsito por las carreteras públicas, aunque sí el estacionamiento, que ya no será posible, salvo en los horarios en que no funcionara el servicio de guaguas». Tampoco permitiría el aparcamiento nocturno de las autocaravanas como ocurre en otros espacios naturales de la península, lo cual, añade, «comienza a ser un problema también en el Teide».

Millán resume: «Se trata de reducir la presión de visitantes al parque, desbordada en los horarios de mañana y mediodía; los aparcamientos en el arcén sobre la vegetación; las emisiones de gases contaminantes o el riesgo de accidentes» Y añade: «Hacer la visita más agradable y didáctica».

El montañero resume: «Creo que es una buena iniciativa desde el punto de vista ambiental. Debe aplicarse por pasos y con una cierta flexibilidad a través de la experiencia a desarrollar. Millán concluye: «Está claro que no podemos continuar como hasta ahora, donde un día cualquiera registra tal cantidad de coches que desborda la capacidad de este espacio natural de primer nivel en el mundo. Nos interesa a todos un uso racional que permita conservarlo lo mejor posible para dejarlo a nuestros descendientes».

El coste global para hacer realidad el cambio de modelo en la movilidad y los accesos al Parque Nacional del Teide, con las tres áreas de servicio a la flota de guaguas, es de 90 millones.

decoration

El ecologista.

Jaime Coello es director de la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello. Defensor de la naturaleza, activista y ecologista. Valora: «Coincidimos en la iniciativa de las lanzaderas, sobre todo por regular los vehículos de alquiler que son un problema, no solo en el Teide, sino también en Anaga y Masca». Lo razona: «Por el gran número de coches y por las dificultades para conducir de los extranjeros en montaña». También, incide, «por la presencia de ciclistas u otros vehículos lentos». Lo ve positivo al «regular las guaguas en los tramos horarios».

De las tres zonas previstas, asegura que «no nos gusta la de El Portillo». Considera Coello que «si la filosofía es sacar el vehículo del parque no entendemos por qué se acerca el aparcamiento al preparque, que es un continuo, sin separación». Entiende que «esa gran zona se debe dividir en dos». Una estaría «cercana a la piscifactoría de Aguamansa, donde el Ayuntamiento de La Orotava ha ofrecido terrenos». La otra, «en el entorno de La Esperanza». Concluye: «No se puede considerar igual a los 100.000 habitantes del Norte que a los 400.000 del Área Metropolitana». Recuerda que habrá una zona en el Norte por dos en el Sur y «parece que se quiere favorecer al turista. Chío y Vilaflor, muy bien, pero también en el otro lado».

Los plazos y la tramitación

Podrán realizarse observaciones y sugerencias al documento del Plan de Uso y Gestión del Parque Nacional del Teide de forma presencial en las oficinas del Gobierno de Canarias, en los registros regulados por Ley o en la sede electrónica. Se puede acceder al mismo físicamente en las instalaciones de la Viceconsejería de Santa Cruz de Tenerife, en las Oficinas del Parque Nacional del Teide o a través del portal web https://www.gobiernodecanarias.org/medioambiente/temas/parques_nacionales_canarios/. Durante el plazo se otorgará un trámite de audiencia a asociaciones de carácter medioambiental, entidades de carácter científico, colectivos relacionadas con usos y aprovechamientos y con el uso público. Asimismo, se formulará una consulta a las administraciones públicas afectadas. El horario de consulta presencial será de 9:00 a 13:00 horas. Una vez finalice el plazo de 30 días se publicará el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de Canarias y en la página web de la Consejería.

Compartir el artículo

stats