Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parque Nacional reabre el sendero al cráter del Teide

El último tramo del camino Telesforo Bravo solo ha permanecido dos días clausurado como consecuencia de desprendimientos

Cráter del Teide. E. D.

El Parque Nacional del Teide reabrió ayer el tramo final del sendero al cráter del volcán. Los operarios han actuado con rápidez ante los pequeños desprendimientos localizados en la cima de España y ya se puede completar todo el sendero, el número 10 del espacio protegido denominado Telesforo Bravo, en honor al naturalista y geólogo tinerfeño fallecido en 2002.

«Se ha valorado la disminución de riesgo de accidente del sendero nº 10 Telesforo Bravo, afectado por desprendimientos justo en el tramo que se adentra en el cráter del pico del Teide, tomando como base los criterios del informe técnico del área», recoge la resolución de ayer firmada por el director adjunto del Parque Nacional, José Luis de la Rosa García.

Esta parte final del sendero apenas ha permanecido dos días clausurada. Por lo tanto, se retoma la actividad y los excursionistas ya pueden acceder al punto más alto del país –a 3.715 metros de altitud, según la última medición del Instituto Geográfico Nacional y Grafcan– en plena temporada alta de ascensiones por el buen tiempo en primavera y verano.

La orden de reapertura emitida por la Dirección del Parque Nacional, dependiente del Cabildo de Tenerife, recuerda que este camino «está regulado en su acceso, por lo que en necesario contar con permiso de la Dirección para recorrerlo a cualquier hora del día o la noche según la Normas de acceso de los visitantes al sendero Telesforo Bravo, actualizadas por la Viceconsejería de Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias el 23 julio de 2010». Antes de la pandemia, en 2019, ascendieron 70.696 personas con los permisos correspondientes.

El sendero Telesforo Bravo parte desde La Rambleta, donde se encuentra la estación superior del Teleférico, hasta el pico del gigante tinerfeño. Son 600 metros de recorrido en los que se pasa de 3.550 metros a 3.715,. El tramo que se cerró el miércoles y se reabrió ayer es el último de este sendero, uno de los más visitados de toda la Isla por sus impresionantes vistas de Tenerife y el resto del Archipiélago.

El Parque Nacional recuerda que siguen vigentes hasta el 3 de junio las restricciones en algunos senderos de las faldas del volcán por las actuaciones para controlar las poblaciones de muflones, especie introducida en 1971. Las prohibiciones se concentran los lunes, miércoles y viernes en el sector de Siete Cañadas (de 7:00 a 14:00 horas) y el sector de Pico Viejo (7:00 a 17:00 horas).

Compartir el artículo

stats