Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arico

La Mancomunidad de Abona quiere el modelo del Sureste de Gran Canaria

Los Estatutos del órgano de Arico, Granadilla de Abona y San Miguel de Abona estarán aprobados en julio | Esta asociación de municipios será activada antes de fin de año

Arturo González, José D. Regalado, Sebastián Martín, Francisco García, Ana y Óscar Hernández y Marcos González | | E.D.

La Mancomunidad de Abona quiere importar el modelo de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria «por la experiencia, el bagaje de la gestión en materia de agua, agua desalada y servicios públicos», expone Sebastián Martín, presidente de la Comisión Técnica y alcalde de Arico, que junto a Granadilla de Abona y San Miguel de Abona forman esta asociación de municipios del Sureste de Tenerife.

La constitución de la Mancomunidad de Abona está aprobada por los Plenos municipales y una comisión técnica redacta los Estatutos que, previsiblemente, serán aprobados el próximo mes de julio. Eso hará que, con toda probabilidad, «los tres municipios estarán constituidos como mancomunidad antes de fin de año». A partir de ahí, podrán prestar servicio a 80.000 habitantes del sur de Tenerife, apuntó el alcalde granadillero, José Domingo Regalado.

Sebastián Martín, José Domingo Regalado y Arturo González, alcalde de San Miguel de Abona, visitaron ayer las instalaciones de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria. El objetivo era conocer el trabajo que desarrolla este órgano, que cuenta con 32 años de experiencia en los que han mancomunado los servicios relativos a la desalación de agua, el ciclo de agua, la recogida de residuos y el alumbrado público.

Ingenio, Agüimes y Santa Lucía son la referencia en gestión agua desalada, agua y servicios públicos

decoration

«Hemos acudido al sitio adecuado y en el momento oportuno», reflexionó el alcalde de Arico. Sebastián Martín valoró «la experiencia y la gran trayectoria de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, que es el reflejo en la buena gestión en cuestiones como el agua y la energía, pero, también, en la gestión compartida de los servicios públicos municipales».

Los alcaldes recordaron que Granadilla de Abona, Arico y San Miguel de Abona se parecen geográficamente a los municipios del sureste de Gran Canaria (Santa Lucía de Tirajana, Ingenio y Agüimes), «ya que también cuentan con mucho viento y mucho sol, así como con un peso importante de la agricultura». En ese contexto, la visita realizada ayer por los regidores sureños «responde al ánimo de aprender de los beneficios, pero también de los obstáculos que han encontrado para no cometer los mismos errores», aseguró el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, para quien el intercambio de ideas «ha insuflado ánimos para seguir adelante».

Una transformación radical

Por su parte, la alcaldesa de Ingenio, Ana Hernández, destacó la unión de los tres municipios grancanarios mancomunados, «lo suficientemente fuertes como para continuar año tras año, esté quien esté gobernando». La regidora sostiene que «el trabajo realizado ha dado sus frutos», apostilló. Al respecto, también su homólogo de Agüimes, Óscar Hernández, aseguró que esta comarca de Gran Canaria «se ha transformado radicalmente gracias a la figura de la Mancomunidad del Sureste».

Durante su visita, los alcaldes tinerfeños conocieron la instalación fotovoltaica, la desaladora y la depuradora que gestiona la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, así como el aerogenerador con el que cuenta en las propias instalaciones.

Los mancomunados de Abona conocieron ayer el trabajo y las instalaciones del sureste grancanario

decoration

En la actualidad, trabaja sobre un ambicioso Plan de Desarrollo Sostenible, que prioriza el uso y la promoción de las energías renovables, el ahorro hídrico y energético y una buena gestión en residuos, lo que ha convertido a la Mancomunidad del Sureste en ejemplo y referencia para otras regiones canarias y del país.

Compartir el artículo

stats