Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Realejos mezcla agricultura y grafiti

La Cruz Santa alberga un gran homenaje a los trabajadores del campo

Vicente Suárez y Amparo González, los dos protagonistas del nuevo mural de Matías Mata en Los Realejos, delante de la obra Isidro Felipe Acosta

La Cruz Santa, en Los Realejos, luce un nuevo y enorme mural de Matías Mata que es un homenaje a los hombres y mujeres que sostienen el sector primario en el municipio y, en especial, dos de los productos más emblemáticos del campo realejero: las papas, en el 400 aniversario de su llegada a Icod el Alto desde América, y las uvas con las que se preparan los vinos de la localidad. Este homenaje al campo también tiene rostro, el de Vicente Suárez Llanos y Amparo González Verde, dos agricultores de Icod el Alto y la Cruz Santa, que han servido de modelos para esta obra de Sabotaje al Montaje.

El Gobierno local (PP) destaca que Mata «vuelve a dejar su sello artístico en un mural de gran formato en Los Realejos por encargo de su Ayuntamiento», una creación «personificada al reproducir los rostros de dos agricultores que han dedicado su vida a esta labor y que simbolizan los cultivos tradicionales de la papa y la viña».

Mata agradeció que «la gente haya abrazado y entendido este proyecto» y, especialmente, «a Vicente y Amparo por ser mi inspiración para poder retratar ese mundo». El artista ha trabajado durante dos semanas en una obra monumental, de más de 16 metros de altura, «que rinde homenaje también a esas arrugas que marcan el camino que nosotros ahora caminamos». Y forma parte de los actos del cuarto centenario del inicio de la siembra de papas en Europa, concretamente en tierra realejeras de Icod el Alto, allá por 1622, según relató el historiador José de Viera y Clavijo, en su Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias, publicado en 1799. Viera dejó escrito que «las primeras papas las trajo del Perú Juan Bautista de Castro por el año 1622. Este señor las hizo sembrar en sus tierras de Icod el Alto desde donde tan felizmente se han difundido por todas las Canarias».

Matías Mata pintando el nuevo mural de La Cruz Santa Isidro Felipe Acosta

Amparo González Verde pone cara a todas las mujeres del campo realejero. Trabajó durante toda su vida en labores agrícolas y al verse en tamaño gigante resaltó que es «un orgullo muy grande que no me esperaba cuando me dijeron que si quería posar, que me buscara un sombrero. Ahora casi soy famosa en el pueblo de la Cruz Santa».

Vicente Suárez Llanos tiene 82 años de edad y lleva toda la vida trabajando en el campo en Los Realejos, desde que tiene «uso de razón». Aún en activo en sus huertas, se ha dedicado a «plantar de todo: papas, trigo, avena, cebada, judías... de todo». No lo dejará nunca porque reconoce que le gusta que «en la casa haiga por lo menos papas por lo menos».

Al contemplar el mural en una visita organizada por el Ayuntamiento de Los Realejos, Vicente Suárez no podía ocultar su sorpresa por el tamaño de la obra: «Es muy bonito y quedará ahí para toda la vida. Ahora todo el mundo me verá ahí. Estoy muy contento».

Esta nueva acción artística se suma a los numerosos proyectos murales que ha impulsado el Consistorio realejero en los últimos años hasta crear un auténtico museo al aire libre con más de 43 obras de reconocidos artistas locales y nacionales como Matías Mata y Feo Flip, de Lanzarote; Julieta XLF, de Valencia; Isaac Malakkai, de Andalucía; Spok, de Madrid; Íker Muro, de Bilbao; Tanausú Alemán, de Gran Canaria, o Víctor Pacheco KOB, Roberto Rodríguez, Ayoze Domínguez, Acaymo Padrino o Adán Pérez, de Tenerife.

Autoridades locales junto a Matías Mata y los agricultores que han servido de modelos para este mural I.F.A.

Compartir el artículo

stats