Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC tilda de «atentado ecológico» que la mitad de los plásticos vaya a la basura

Blanca Pérez denuncia «el mal funcionamiento» de la planta de envases del Complejo Ambiental y exige «responsabilidades»

El grupo de CC-PNC en el Cabildo de Tenerife tilda de «atentado ecológico» que «la mitad de los envases plásticos que se están llevando al Complejo Ambiental de Tenerife no se recuperan» y advierte que Ecoembes ha abierto un expediente al Cabildo por esta circunstancia. La consejera nacionalista Blanca Pérez señala a través de un comunicado que es «intolerable la gestión que está haciendo el PSOE con los residuos en Tenerife».

«¿Para qué tanta campaña de concienciación a la población si luego no se recuperan adecuadamente?», se pregunta Blanca Pérez. «Piden a la gente que separe los plásticos y los meta en el contenedor amarillo y resulta que luego, por su ineficacia, la mitad se tira al vertedero y no se recuperan. Y además, eso nos cuesta más dinero. El valor de los envases que se tiraron a la basura en 2021 es de 889.000 euros, aproximadamente». Pérez explica que la situación es «muy grave», al punto que Ecoembes «ha abierto un expediente al Cabildo» porque «el nivel de recuperación en la planta de envases no llega al mínimo exigido». «La planta se automatizó y funciona peor que antes. El rendimiento de recuperación es muy bajo y está en torno al 50-60% cuando lo normal es que esté entre el 85-90%», precisó la consejera.

La nacionalista señala que «el PSOE está malgastando el dinero». «Construyeron una planta en el Complejo Ambiental de Tenerife con un coste de 2,8 millones de euros cuando el Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos (PTEOR) recogía la implantación de esa planta en el área metropolitana sin coste para el Cabildo. ¿Por qué? ¿A qué responde esa decisión?», cuestiona. Asimismo, asegura que «la mala gestión del PSOE» en la planta de automatización de envases del Complejo Ambiental de Tenerife «ha supuesto una pérdida de 1,7 millones». «Han tenido pérdidas directas por valor de medio millón, a lo que hay que añadir los envases tirados al vertedero, que son casi 900.000 euros, más el alquiler del motor y el combustible. Ese dinero es de todos y se ha gastado inútilmente porque la planta funciona peor. Exigimos responsabilidades», concluyó.

Compartir el artículo

stats