El área de Carreteras del Cabildo de Tenerife realizará una actuación con carácter de urgencia en un talud de la carretera insular TF-567, a la altura del punto kilométrico 2.900, en Vilaflor.

En dicha pared y a consecuencia de la meteorología se produjeron en días pasados varios derrumbes en los que quedaron rocas sueltas en el talud con grave riesgo de nuevos desplomes.

El consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga, ha indicado que la inestabilidad del talud aconseja realizar trabajos de saneo de manera inmediata para retirar las grandes rocas que han quedado colgando. Añadió que se trata de una actuación prioritaria para restablecer la seguridad vial de esta infraestructura insular.

El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, ha explicado que los trabajos se realizarán en horario diurno, para lo cual será necesario el cierre de un carril de la carretera, disponiendo el tráfico de forma alternativa mientras dure la ejecución de la obra, que consistirá en la retirada de todos los elementos inestables que siguen en la ladera.

Para su correcta ejecución desde el punto de vista de la Seguridad y Salud se contará con un equipo de señalización para la realización de los desvíos y regulación del tráfico, así como de la señalización vertical, balizamiento e iluminación necesaria.