Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

adeje

El Consistorio desaloja a 60 personas que habitan en Barranco del Agua

El gobierno municipal entregó la comunicación previa hace 10 días | Cáritas asegura que la Policía Local advertía a los afectados del riesgo de ser multados si no se marchaban

Maquinaria y operarios en el momento del desalojo. | | CÁRITAS

El Ayuntamiento de Adeje desalojó ayer a 60 personas que habitaban en cuevas y habitáculos construidos con piedras en el Barranco del Agua o Camino de la Virgen. Forman la parte de un grupo de 100 que se encontraba en espacios públicos, mientras que otro colectivo de unas 40 personas se mantiene en una finca particular. Cáritas hizo un seguimiento del dispositivo en el que participaron la Guardia Civil y la Policía Local.

El aviso de desalojo voluntario a esas 60 personas les fue entregado hace en torno a diez días. Ayer, la versión hecha pública, ante el silencio que mantiene el gobierno municipal, reflejó que el abandono del lugar se produjo de forma unilateral por los afectados. Algunos de ellos se ubicaron unos cientos de metros hacia el interior del barranco en otra propiedad de titularidad privada.

«De las 60 personas que se marcharon, ninguna tiene alternativa de alojamiento ofrecida por parte del Ayuntamiento, que nosotros sepamos», indican desde Cáritas. «De los 30 casos a los que hacemos un seguimiento más cercano y que se corresponden con situaciones y condicionantes graves de exclusión, tampoco».

Cáritas elaboró un estudio sobre exclusión residencial severa cuya actualización presentará en junio. «No entendemos este tipo de desalojo cuando no hay alternativa de habitabilidad para situaciones como las señaladas». En el caso concreto, la Unidad Móvil de Atención en Calle presentó al Ayuntamiento de Adeje el informe que solicitó el Consistorio acerca de la situación en la que se encuentra la población que habita en el Barranco del Agua o Camino de la Virgen.

El documento, según Cáritas, refleja la presencia de un centenar de personas, de las que «una parte se mueve por libre, no se vincula a los servicios sociales ni busca tal relación». Además, entre este colectivo se encuentra una treintena de vecinos «identificados como de mayor vulnerabilidad». De estos, «siete nos preocupan de forma especial, porque suman condiciones de alta vulnerabilidad al tratarse de personas con una edad superior a 60 años y problemas de salud graves que habitan en el barranco desde hace bastante tiempo», señalan desde la organización.

La presencia de personal de Cáritas, trabajadores sociales y la intermediación del Gobierno de Canarias llevó a que «algunas personas se fueran de manera voluntaria y otras se trasladaran invitadas a hacerlo ante la posibilidad de ser multados», señala la organización.

Se da la circunstancia de que algunos de los desalojados ya lo fueron con anterioridad del espacio de interés científico La Caleta, el 14 de julio de 2020.

El operativo de desalojo del Barranco del Agua continuará hoy, único aspecto conocido a través del Ayuntamiento, que ayer negó de forma reiterada cualquier pronunciamiento sobre este desalojo en el Barranco del Agua y que sorprendió, incluso, a Cáritas.

Compartir el artículo

stats