Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Orotava

Un tapiz por La Palma y Ucrania

El Corpus recupera la normalidad en el 175 aniversario de las alfombras de flores | La Infraoctava se celebrará el 23 de junio

Boceto de la alfombra de los deseos, sentimientos e ilusión.

La Plaza del Ayuntamiento de La Orotava lucirá el magno tapiz en la celebración de la Infraoctava del Corpus, el 23 de junio. Será «la alfombra de los deseos, sentimientos e ilusión. Religiosa, pero también de carácter social y humano», subrayó su director, Domingo González Espósito, quien detalló que representará el deseo de terminar con la invasión y la guerra de Ucrania y el maltrato al planeta; el sentimiento de unidad de los canarios con La Palma y de ver a San Isidro representado en esta obra, y la ilusión por recuperar las fiestas y celebrar el 175 aniversario de las alfombras de flores.

La siluete de La Palma estará en el tapiz central, en las cenefas y en el color negro, que será elaborado solo con ceniza del volcán. Además, la entrada del Corpus a la plaza contará con un arco de Mazo –de entre 5 y 6 metros de altura– como símbolo de la solidaridad regional con los palmeros.

El final de la guerra de Ucrania, como propósito, se representará con cuatro figuras a tamaño real situadas alrededor del tapiz central; dos de ellas se elaborarán con los colores de la bandera del país que invadió Rusia.

El tapiz central representará a Jesús en una escena cotidiana. La intención es «ver y sentir» su parte humana. Coincidiendo con los 400 años de su canonización, aparecerá la figura de San Isidro por primera vez en un tapiz de forma ojival dentro del triángulo que simboliza a la Santísima Trinidad.

Para conmemorar el 175 aniversario de las alfombras de flores, se confeccionará la primera alfombra con sus medidas originales (3,50 x 2,50 varas), la mitad de flores y la otra, de tierras. Además, se emplearán dátiles, bagas de eucalipto y otros elementos utilziados en las primeras alfombras de la plaza, recreando la de 1922 y con un guiño a la de 1920. Asimismo, dos pequeños tapices en dos círculos representarán una cría de pingüino –atrapada en restos de redes de pesca– y a una tortuga –nadando entre vertidos plástico–. Ahondarán sobre el cambio climático y servirán de enlace con las dos próximas alfombras.

Compartir el artículo

stats