Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo de Tenerife acomete la mejora de la carretera que enlaza La Orotava con Santa Úrsula

Una inversión de dos millones de euros también beneficia a la zona de la Avenida Nelson Mandela

El consejero insular Enrique Arriaga (i) durante la visita a las obras en La Vera, ayer.

A casi dos millones de euros asciende la inversión del área de Carreteras del Cabildo en dos actuaciones de mejora. Una de ellas beneficia a la TF-21, la vía que enlaza La Orotava y Santa Úrsula, en la que se lleva a cabo «una importante rehabilitación del firme, que presenta un significativo deterioro con grietas, cuarteo del asfalto, baches y peladuras que requerían de una actuación inmediata». Así lo informa el vicepresidente primero y consejero insular del área, Enrique Arriaga, quien recuerda que los trabajos también se desarrollarán en la conocida como Avenida Nelson Mandela (TF-211).

Arriaga explica que las obras en la carretera Santa Úrsula-La Orotava contemplan la mejora y acondicionamiento del drenaje, la habilitación de nuevas sendas peatonales y pasos de cebra, al igual que la mejora de varias paradas de guaguas, por lo que se mejora así la accesibilidad y seguridad de los viandantes.

En una visita a la zona ayer, indicó que en unas semanas los principales accesos a La Orotava estarán terminados.

El área de Carreteras del Cabildo también realiza otras actuaciones en la zona norte de la Isla, como el carril de alivio de acceso a La Vera, que permitirá evitar la rotonda, agilizará el tráfico en la zona y reducirá las retenciones durante las horas punta. Una vía por la que transita una media de 50.000 vehículos al día.

El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, explica que, como en todas las actuaciones que se están llevando a cabo en el área, en estas también se reutiliza parte del firme que se retira. De esta manera, se produce un menor consumo de áridos y se contribuye a la ecosostenibilidad.

Se trata de obras de rehabilitación en vías insulares con importantes densidades de tráfico, en las que hacía décadas que no se intervenían y que se encontraban en mal estado a consecuencia del paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas, señala el Cabildo.

Compartir el artículo

stats