Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pepe Benavente Cantante

«No veo la hora de volver; esto ha sido una explosión de llamadas»

«Estoy como un niño en la noche de Reyes; ver a la gente bailar me da mucha vida», explica el cantante

Pepe Benavente en la última gran fiesta popular antes del parón de la pandemia: el Sábado de Piñata del Carnaval de Santa Cruz (29-02-2020). Andrés Gutiérrez

Pepe Benavente es un clásico de las fiestas populares. Cantó en el último festejo multitudinario antes del parón de la pandemia: el Sábado de Piñata del Carnaval de Santa Cruz el 29 de febrero de 2020. Ahora vuelve a los escenarios con más ilusión que nunca y tras haber superado el coronavirus. 

¿Cómo ha vivido el parón por la pandemia del coronavirus?

Pues nada más comenzar la pandemia tuve el covid. Fui de los primeros en tenerlo. En el 2020, después de actuar en el Carnaval de Los Indianos en La Palma, ya me estaba empezando a encontrar raro en el avión de vuelta. Y como mucha gente lo estaba cogiendo en la isla, decidí hacerme las pruebas en un laboratorio. Y, efectivamente, salí positivo. Estuve 19 días en un cuarto de 5 metros cuadrados. Y yo, que estoy acostumbrado a estar moviéndome todo el rato, sufrí mucho el encierro: fue catastrófico. Tuve que ver a mi familia a través de un móvil y sin acercarme a nadie. Todo lo que había pasado me hizo plantearme que no quería seguir. No podía aceptar todo lo que me estaba pasando. Gracias a la familia que tengo y a los buenos amigos pude salir adelante.

Para muchas personas esta situación ha sido insostenible, ¿es su caso?

Hay mucha gente que lo ha pasado muy mal con esta situación: han perdido los trabajos que tenían. Ha habido muchos cantantes que lo han dejado: no había nada que hacer. La verdad es que ha sido una situación muy complicada para todo el mundo. Muchas personas han tenido que reinventarse. Yo, afortunadamente, tenía un colchón económico para mantenerme. Nos ha afectado en muchos aspectos, pero sobre todo en el emocional. Yo estuve muy mal, pero de todo se sale. Y, ahora mismo, estoy en un momento de mucha ilusión por volver.

¿Cómo ha podido salir adelante ante esta situación?

He estado haciendo cosas pequeñas. Alguna fiesta privada, como bodas. También, cuando las restricciones lo permitían, tocaba en alguna cafetería. Siempre andabas con miedo, aunque parecía que ya había pasado la enfermedad, pero seguía teniendo esa incertidumbre de volver a recaer. En el año que se decretó la pandemia suspendí 204 actuaciones.

¿Cómo ha recibido la noticia de la vuelta de las fiestas populares a las Islas?

Fue toda una sorpresa para mí. Ha habido una explosión de llamada en estas semanas increíble. Me han llamado de muchísimos sitios para empezar ya. Ha sido una locura. Cada vez que suena el teléfono pienso que me llaman para otra fiesta. En mayo y junio tengo todos los fines de semana cogidos. También me llamaron de los carnavales, así que también estaremos allí. Poder volver a ver a la gente sin mascarilla por la calle bailando será impresionante. Estoy deseándolo. Hemos estado todo este tiempo deseando que te cosan las alas para poder volar. Estos fines de semana ya se ha podido ver a la gente bailar, cosa que me llena el corazón enormemente. Ver a la gente bailar me da vida. Es que no veo la hora ni el día de que eso suceda. Estoy muy muy ilusionado, como un niño en la noche de reyes.

«Nada más comenzar la pandemia cogí el covid: el encierro fue catastrófico»

¿Cuál fue su última actuación?

Los carnavales de Los Indianos fue lo último que realicé, ya que después fue cuando di positivo y pasé la cuarentena y todo lo que vino después. Recuerdo que tenía previsto ir a los carnavales de Tacoronte, pero lo suspendieron absolutamente todo. Una persona como yo, que vive de esto y está siempre en la calle con la gente, sufre especialmente con estas situaciones. Ahora estamos felices y con ganas de arrancar motores.

¿La espera se ha hecho muy larga?

Para mí la espera ha sido muy angustiosa y larga. Yo no recuerdo estar un viernes o sábado por la noche en mi casa. Nunca había sucedido antes de la pandemia. Mi cuerpo sabe cuándo es viernes, porque los viernes y sábados cantaba. Eso el cuerpo lo sentía cuando de repente se paró. Ahora mismo lo que tengo es mucha ilusión de que empiece todo.

¿Qué se siente al poder volver a subirse a los escenarios?

Cuando me suba al escenario me creeré que todo está pasando. Aunque yo creo que los carnavales son clave, por la multitud de gente, todo el mundo bailando... Ahí ya será increíble verlo. Nervios, ninguno. Ahora mismo todo es ilusión y de verdad que con muchísimas ganas de que vuelva todo para así poder volver a subirme en el escenario con las mismas ganas que lo he hecho siempre. La gente lo ha demostrado: tiene muchísimas ganas de bailar y eso se muestra cada vez que voy a algún lugar. Cuando salga lo voy a hacer con todo mi amor y mi corazón, como siempre me he entregado.

¿Ya hay alguna fecha que pueda confirmar?

Tengo algunas solicitudes por Galicia y otras partes de la Península, pero primero quiero estar aquí en casa, en mis islas, en mi tierra, y disfrutarlo. Y así, poco a poco, ir despegando hasta que ya nos olvidemos del esto. El 26 de abril estaré en El Sauzal, en las fiestas de El Calvario. Y ya después a retomarlo todo: carnavales y demás fiestas que vayan saliendo.

Compartir el artículo

stats