Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo invierte 107.000 euros en la mejora paisajística de un enlace de la TF-42 en Icod

Los trabajos empezaron en marzo y concluirán en el mes de junio

Las obras se ejecutan en este enlace de la TF-42 en Icod

El Cabildo de Tenerife invierte 107.000 euros en los trabajos de mejora paisajística del enlace de la carretera insular TF-42 en el municipio de Icod de los Vinos. Esta iniciativa forma parte del Servicio de Conservación, Mejora y Limpieza de las Zonas Verdes adyacentes a determinadas carreteras de la red insular, «que atiende espacios de toda la isla con el objetivo de embellecer y mejorar la funcionalidad de las zonas ajardinadas», según informa el área insular de Carreteras.

El vicepresidente insular y consejero del área, Enrique Arriaga, explica que estas intervenciones «pretenden armonizar el entorno próximo a la vía sin perder de vista los criterios de funcionalidad. Se trata de mejoras estéticas, pero también pretenden facilitar el mantenimiento posterior de las zonas de forma que las labores puedan desarrollarse con mayor seguridad y menor frecuencia».

"Se trata de mejoras estéticas, pero también pretenden facilitar el mantenimiento posterior de las zonas"

Enrique Arriaga (Cs) - Consejero de Carreteras del Cabildo de Tenerife

decoration

A través del llamado Programa de Plantaciones se introducirán arbustos y palmeras canarias, especies con mayor capacidad de absorción de dióxido de carbono (CO2), para contribuir de manera activa a la lucha contra el cambio climático y reducir la huella de carbono de carbono que produce el transporte en la isla.

El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, añade que «el lugar donde se realizan estos trabajos requiere de una importante intervención al encontrarse deteriorado por el paso del tiempo, y con algunas de las plantaciones anteriores secas o enfermas». Además, recalca la importancia de «integrar especies que tengan capacidad de adaptación a las condiciones del clima y terreno para asegurar un aumento de la densidad vegetal».

Las líneas de intervención contemplan en un primer momento la colocación de una capa de material pétreo extendido y compactado para evitar la erosión o el desplazamiento del talud, así como a la colocación de mallas antihierbas que permitan disminuir la frecuencia de las operaciones de limpieza. Estas labores, que comenzaron a mediados de marzo, se desarrollarán hasta el próximo mes de junio.

Compartir el artículo

stats