Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UGT pide al Cabildo que intervenga el Hogar Santa Rita y salve todos sus empleos

Fran Bautista considera que la decisión del IASS de reducir las plazas concertadas en este geriátrico «es contraproducente» y reclama que se proteja a los trabajadores

Exterior del Hogar Santa Rita II en Puerto de la Cruz. eldia.es

El secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (Fesp) del sindicato UGT en Canarias, Fran Bautista, vuelve a solicitar al Cabildo de Tenerife que «intervenga ya» y asuma de forma directa la gestión de la mayor residencia de mayores del Archipiélago, el Hogar Santa Rita, para «garantizar una atención adecuada a los residentes» y proteger los más de 400 puestos de trabajo en esta fundación privada con sede en Puerto de la Cruz.

Bautista lamenta que el Consejo Rector del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), dependiente del Cabildo, haya decidido eliminar de forma temporal 80 de las 374 plazas que tenía concertadas en el Hogar Santa Rita «hasta que se verifique la calidad del servicio y la seguridad de los usuarios». Y advierte de que «esta decisión irá directamente en contra de los trabajadores y las trabajadoras de Santa Rita, ya que se van a reducir los empleos». A su juicio, «lo que debe hacer el Cabildo es garantizar ahora esos puestos de trabajo, intervenir inmediatamente Santa Rita y hacerse cargo de todo el hogar».

«Lo que debe hacer el Cabildo es garantizar ahora esos puestos de trabajo, intervenir inmediatamente Santa Rita y hacerse cargo de todo el hogar»

Fran Bautista - Secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Canarias

decoration

El IASS plantea una importante reducción temporal del número de plazas concertadas y de los fondos que se transfieren a esta entidad, aunque todo queda a expensas del informe evaluativo de seguimiento del recurso que debe elaborar la Unidad de Atención a la Dependencia del IASS. La propuesta inicial propone pasar de 149 a 127 plazas de atención residencial de bajo requerimiento (-22); de 125 a 107 de atención residencial de medio requerimiento (-18); de 20 a 10 plazas de atención diurna (-10), y de 80 a 50 plazas en el servicio de promoción de la autonomía personal (-30).

Una reducción del 22% de las plazas concertadas, que pasan de 374 a 294, que a juicio de UGT «pone en riesgo muchos puestos de trabajo que el Cabildo debería garantizar». Para Bautista, «esta decisión es errónea, ya que la isla de Tenerife tiene un déficit en el número de plazas disponibles para la atención de los mayores y no puede permitirse esta reducción. Además, se trata de una competencia del Cabildo insular».

«Nosotros hemos apostado por sacar a la luz todo lo ocurrido en el Hogar Santa Rita, pero el papel de las administraciones públicas debe ser el de velar por la correcta atención a los mayores, con todas las garantías higiénicas y sanitarias, y no puede limitarse a dar un paso a un lado, reducir camas, para perjudicar a tantos trabajadores que ofrecen un servicio público», advierte Bautista.

«Esta reducción de plazas sólo empeora la situación», advierte Bautista, quien añade que «nos estamos haciendo trampas al solitario. Si ya hay falta de camas sociosanitarias y hospitales públicos con camas sanitarias ocupadas por personas que deberían estar en estos centros, la solución no puede ser eliminar plazas creadas. Simplemente hay que ser responsables, vigilar y si no se cumple, intervenir».

Desde UGT se considera «fundamental» que «se mantengan todas las camas sociosanitarias del Hogar Santa Rita porque Tenerife no puede permitirse esa reducción». Fran Bautista insta al Cabildo, como en julio de 2021, a que «intervenga el Hogar Santa Rita de forma inmediata para mantener el número de camas y para garantizar el empleo de tantos trabajadores que han dado la cara en esta situación tan grave y ahora no pueden ser los perjudicados. Es una responsabilidad de la administración pública, que no puede mirar para otro lado. ¿Quién va a pagar esto al final? ¿Los trabajadores y los residentes? Ellos son las víctimas de esta situación».

«Todos no han sido citados a declarar»

Fran Bautista (UGT) critica con dureza el discurso de 40 minutos que el director gerente del Hogar Santa Rita, Tomás Villar, dio en febrero ante muchos de los casi 427 trabajadores del centro, Villar dijo que no acudía a declarar al juzgado en solitario ni de forma personal sino en representación de toda la plantilla. Literalmente aseguró que «vamos a ir todos a declarar al juzgado en calidad de investigados. Todos. Absolutamente todos. Y nos van a decir que somos maltratadores, que matamos de hambre a los residentes y que están desnutridos. De que permitimos la sarna. Vamos a ir todos a pesar de que la persona que estará allí soy yo. Y daré la cara por ustedes». Bautista considera inapropiado este discurso y remarca que «todos los trabajadores no han sido citados a declarar, ha sido sólo este señor como responsable de lo ocurrido en el centro».

Compartir el artículo

stats