Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo asume el gasto del traslado de vertidos del Polígono de Güímar a La Campana

Pedro Martín anuncia el adelanto a la semana próxima de la activación en pruebas de la depuradora y Candelaria, Arafo y Güímar resaltan la unidad y el apoyo de El Rosario

Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales del Polígono Industrial Valle de Güímar. MARIA PISACA

El Cabildo de Tenerife asumirá el gasto en cubas para transportar aguas residuales entre los polígonos industriales Valle de Güímar y La Campana (El Rosario) y adelantará a la semana próxima la puesta en funcionamiento en pruebas de la depuradora industrial del Sureste. Con ello, "se habrá acabado" el problema de los vertidos ilegales al mar y, "sobre todo, el temor a que se cierre el Polígono". Así lo anunció ayer su presidente, Pedro Martín, tras un breve encuentro con la alcaldesa Mari Brito (Candelaria), Juan Ramón Martín (Arafo) y Gustavo Pérez (Güímar), a la que también asistió el consejero insular de Desarrollo Sostenible, Javier Rodríguez.

Martín agradeció a los regidores "su colaboración plena" para solucionar el problema y restó importancia al retraso –"poco más de una semana", dijo– en la conclusión de los trabajos. Espera invertir menos de lo previsto en el pago del traslado de efluentes a la depuradora de La Campana, en respuesta a la petición de los municipios afectados. Coste que asume la Corporación insular aunque "el tratamiento de aguas residuales es una competencia municipal".

Todo ello como un ejercicio de responsabilidad dado el carácter colaborador que le atribuye a la Institución insular "cuando hay problemas de gravedad", por encima de competencias. "Tampoco era competencia del Cabildo la depuradora de El Rosario, y se ha financiado", reiteró Martín tras afirmar que la depuradora de La Campana es una "obra sufragada por el Cabildo de Tenerife", en la que invirtió millón y medio de euros. Segundos después negó que el Gobierno insular votó en contra de aprobar el gasto para realizar esa inversión.

La comitiva recorrió las instalaciones de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (Edari) del Polígono Valle de Güímar, una iniciativa "que tanto tiempo y tantos años llevaba esperando por su realización y que tendría que haberse construido en el momento en el que se hizo la urbanización", en 1972.

Unidad

La sintonía que muestran los ayuntamientos de Candelaria, Arafo y Güímar es inusual, algo que reconocen sus regidores. El arafero Juan Ramón Martín, en cuyo municipio se desarrolla esta obra –cuyos retrasos consideran "justificados y motivados"–, valora la respuesta del Cabildo a la hora de participar de "la solución conjunta" a las consecuencias de esa demora que reclamaba el Valle de Güímar. En este momento del proceso, "lo importante es que el problema está resuelto".

El Rosario

La disposición e implicación del Ayuntamiento rosariero y de su alcalde, Escolástico Gil, no condicionando el uso de la depuradora de La Campana para recoger aguas residuales del Polígono del Valle de Güímar (la medida comenzó el 1 de marzo y estará vigente hasta el día 28), motiva el reconocimientos de los regidores de la comarca.

Cooperación

La alcaldesa de Candelaria, Mari Brito, ensalzó esa actitud y la "necesaria e ineludible" cooperación interadministrativa –Viceconsejería de Transición Ecológica, Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciatf) y los ayuntamientos–, que posibilitó "una solución para este Polígono". "Esto no es cuestión de quién sale mejor en la foto, sino de trabajar para solucionar problemas. Eso es lo que hacemos aquí todos", reivindicó.

Competencia

La unidad municipal también se expuso al desautorizar al presidente del Cabildo al hablar de la responsabilidad: "Esta obra no es competecia de los ayuntamientos, es competencia del Consejo Insular de Aguas", dijo Brito. "Hablamos de tres municipios, por lo que la competencia es supramunicipal. Hay jurisprudencia que lo avala", dejó claro Martín.

Tensión

Gustavo Pérez realzó el trabajo extra que causa el retraso de la obra, "asumible", pero que genera "más presión a un problema que venía con una elevada tensión" en materia de autorización. El alcalde güimarero aclaró que "el mayor problema del mandato todavía no está resuelto", pero espera que así sea "en los próximos días".

Los 700.000 euros de La Campana

Sí se Puede plantea que el Cabildo devuelva al Ayuntamiento de El Rosario los 700.000 euros invertidos en el traslado de sus aguas residuales a la depuradora de Buenos Aires, en Santa Cruz de Tenerife. Este gasto se produjo durante el año y medio empleado en construir la depuradora de aguas residuales industriales en el Polígono La Campana, para evitar la contaminación de Boca Cangrejo. "Es muchísimo dinero para un ayuntamiento pequeño", asegura el concejal de Transición Ecológica, Fidel Vázquez. "Creemos que es una cuestión de justicia que se nos ayude en ese sentido. Queremos colaboración, igual que la estamos dando ahora". El edil rosariero hizo pública ayer la petición de Sí se Puede al grupo Sí Podemos Canarias en el Cabildo de Tenerife de que "secunde nuestra petición y exija también al Cabildo que nos ayude en los gastos tan elevados que tuvimos y que repercutieron a las arcas municipales".

Compartir el artículo

stats