Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medioambiente | Recuperación de la flora

160.000 árboles para reforestar los espacios naturales más degradados de Tenerife

La iniciativa prevé repoblar en dos años 6.000 hectáreas con la sustitución del pino de California, que será erradicado, por monteverde o ejemplares de pino canario

Las plantas de viveros como las fayas de la imagen son la base para la repoblación, sobre todo en zonas donde predomina el Pinus Radiata o pino de California. | | E.D. El Día

El Cabildo prevé plantar más de 158.000 árboles en dos años en los espacios naturales degradados de la Isla. El plan trazado propone tratar 6.000 hectáreas, sobre todo en zonas repobladas con Pino de California (Pinus radiata) y sustituirlo por monteverde o pino canario. El área insular de Gestión del Medio Natural y Seguridad ya ha restaurado en los dos últimos ejercicios más de cien hectáreas. Serán plantados en total 158.474 ejemplares previamente producidos en los viveros insulares de La Tahonilla, Las Eres, en Fasnia, Aguamansa y El Portillo.

«En breve se reiniciarán los tratamientos de erradicación de los pinares americanos para su sustitución por las nuevas especies». Lo apunta la consejera Isabel García, quien asegura, además, que «se van a incrementar los trabajos de restauración en el resto de formaciones vegetales autóctonas y la superficie a repoblar en los próximos años va a ser significativamente superior a la actual».

Esta mejora ambiental y de restauración de espacios degradados está centrada, sobre todo, en el control y la erradicación de especies exóticas y su sustitución por otras autóctonas producidas en los propios viveros insulares. García ha recordado que los incendios son una de las causas que pueden generar este retroceso ambiental.

Los trabajos consisten en frenar la erosión del suelo, además de la mejora de la biodiversidad e incluso contribuir al aumento de los acuíferos. La consejera recuerda que «la producción de plantas endémicas o autóctonas asegura la pervivencia de especies propias».

Los ejemplares provienen de los cuatro viveros existentes en Tenerife

decoration

La iniciativa acerca a la ciudadanía a ejemplares que de otra manera podrían estar en peligro, ya sea por la acción humana o por factores de desplazamiento generados por las especies invasoras.

La consejera recordó que en La Tahonilla existe un despacho al público de especies producidas en el vivero. Las técnicas de producción de planta cuidan aspectos como el origen de la semilla y su calidad genética con el objeto de lograr que los ejemplares producidos se adapten de la mejor manera posible a la zona de destino.

En los cuatro viveros del Cabildo se producen especies diferenciadas. Así en Las Eras (Fasnia) se trabaja fundamentalmente en la producción de planta del piso basal (cardonal-tabaibal); en La Tahonilla (La Laguna) se producen plantas de los pisos de vegetación de bosque termófilo y Monteverde y en Aguamansa (La Orotava) otras para bosque termófilo, monteverde, pinar canario y puntualmente para matorral de cumbre. En el Parque Nacional del Teide está el vivero de El Portillo (La Orotava) dedicado a especies de alta montaña o retamar-codesar.

Los cuatro viveros producen más de 200 especies vegetales endémicas o autóctonas y una media de 88.040 ejemplares anuales. Cabe destacar que el 90% de estas plantas se destinan a la restauración de ecosistemas, repoblaciones forestales y a obra pública mientras que un 10% se dedica a la venta a particulares y empresas.

Entre las especies de las que se produce un mayor número de ejemplares para cada piso de vegetación están la tabaiba dulce o el balo para el basal; sabina, guaydil, peralillo y palo sangre para el bosque termófilo; faya, palo blanco, loro o viñátigo en el caso del monteverde; laurisilva, pino canario, escobón y cedro para el piso de pinar y la retama del Teide y el codeso de cumbre en el retamar-codesar o de alta montaña.

Compartir el artículo

stats