el rosario

«Un reconocimiento espléndido»

El callejero municipal incorpora la vía Catedrático Wolfredo Wildpret en la zona alta de La Esperanza | El acuerdo plenario se materializa en el Día Mundial de la Naturaleza

D. Ramos

La última calle urbanizada por el actual grupo de gobierno de El Rosario, situada justo a los pies del monte de La Esperanza, ya lleva el nombre del catedrático emérito de Botánica de la Universidad de La Laguna (ULL) Wolfredo Wildpret. La nueva denominación para la vía llegó ayer, Día Mundial de la Naturaleza, y viene a distinguir la labor de un destacado académico y que es vecino de El Rosario desde hace varias décadas.

«No recuerdo en la vida haber tenido un reconocimiento tan espléndido como el que se me está rindiendo hoy», manifestó Wildpret durante el acto, en el que estuvo acompañado por familiares, amigos, colegas del ámbito académico, vecinos y una amplia representación del Ayuntamiento de El Rosario. «El alcalde acertó de llenó en el lugar», señaló el botánico sobre el enclave elegido para denominar la vía, entre las calles El Roquillo y Madroño Goteras.

Wolfredo Wildpret es, entre otras distinciones, Premio Canarias de Investigación, doctorado Honoris Causa por la Universidad Leibniz de Hannover (Alemania) y Premio César Manrique de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias. Este jueves recordó cuando su padre compró una casa en los altos de Tacoronte y su madre, de origen alemán, le regaló una manta esperancera. «Quién iba a decir que al otro lado de la cumbre, en el municipio de El Rosario, yo iba a recibir un día una manta esperancera que la estoy luciendo con orgullo», dijo. «Esas son las grandes fantasías que ocurren cuando se produce lo inesperado del presente y del futuro», añadió. «Yo estoy aquí gracias a mi esposa», indicó, antes de precisar que, buscando alojamiento en la Isla, ella le dijo que le gustaría residir en Radazul. «Vivimos felices en un sitio increíble», afirmó, y destacó que incluso su hijo tiene un vínculo estrecho con el municipio.

«Soy un luchador contra lo que creo que estamos haciendo mal; me produce horror ver estos días lo que está ocurriendo en Ucrania. A veces no termino de entender cómo la capacidad humana puede llevar a unos niveles destructivos tan brutales cuando, por otro lado, estamos intentando salvar la naturaleza», reflexionó en otro punto de su intervención. Y contrastó: «Hoy es un día de esperanza. Yo no pierdo la esperanza de que esto pueda cambiar».

El alcalde destaca la contribución de Wildpret a la difusción del Bosque del Adelantado

Además, Wildpret tendió la mano al alcalde. «El poco tiempo que me queda, usted me tiene a su disposición para lo que le haga falta, para tomarnos un vino para consultar conmigo alguna cosa en la que yo le pueda ayudar», ofreció el académico. Y ambos se fundieron en un abrazo.

La alocución de Wolfredo Wildpret llegó tras la lectura del acuerdo plenario y el descubrimiento de la placa, a lo que siguió el obsequio de una metopa y una manta esperancera, como símbolo vernáculo del municipio. «No es casualidad que designemos a esta calle con el nombre de una persona que tanto ha trabajado por la conservación del medio ambiente y por la divulgación del Bosque del Adelantado, pues aquí nace el barranco de La Fuente, que atraviesa nuestro querido bosque, ese que Wolfredo, con sus conocimientos, me ha hecho admirar, si cabe, aún más», resaltó el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil.

«Escuchar a Wolfredo Wildpret siempre sorprende», dijo el líder de Iniciativa por El Rosario-Verdes (IR-Verdes), y rememoró que en su infancia jugó en el entorno del Bosque del Adelantado y que nunca pensó que décadas más tarde llegaría alguien como Wildpret a decirle: «Este es un bosque milenario». Y manifestó más adelante: «No hay casualidades. Esta calle es el lugar ideal porque de aquí hacia adentro está la naturaleza, a la que él tanto ha amado». El concejal de Sí se Puede, Fidel Vázquez, que fue el instructor del expediente de honores para Wildpret, consideró que la denominación de una calle son su nombre «es lo mínimo que teníamos que haber hecho desde hace mucho tiempo».

Suscríbete para seguir leyendo