Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno | El futuro del transporte en la Isla

El PSOE de Tenerife se desmarca del estatal y el regional al votar contra el tren del Sur

Cs se abstiene y decanta el apoyo a la iniciativa de la oposición para impulsar la infraestructura

9

Pleno del Cabildo de Tenerife María Pisaca

El PSOE en el Cabildo de Tenerife votó en contra de las dos mociones presentadas al pleno por la oposición para impulsar el tren del Sur e incluir la infraestructura –surgida en 1997 para unir Santa Cruz y Adeje en un trazado paralelo a la autopista TF-1–, en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) de España. Contradice así el Grupo Insular Socialista el apoyo de sus compañeros del Congreso de los Diputados y del Parlamento de Canarias a sendas iniciativas similares. La abstención de Ciudadanos, que también forma parte del gobierno insular, permitió que ambas propuestas fueran aprobadas. Votaron a favor los grupos proponentes, CC y PP, mientras que lo hicieron en contra los socialistas y Sí Podemos Canarias, formación que apoya al gobierno desde fuera.

«Ustedes (CC) conocen las dificultades técnicas, jurídicas y económicas de este proyecto»

Aarón Afonso - PSOE

decoration

Las mociones contaron con 15 votos a favor (CC-PNC y PP) mientras que los dos consejeros de Ciudadanos se abstuvieron y el PSOE y Sí Podemos (13) las rechazaron. Cabe recordar que este último grupo solo contaba con dos de sus tres consejeros puesto que todavía no ha tomado posesión el sustituto de Ruth Acosta, quien renunció en el pleno de enero. La abstención de Cs impidió el empate (15-15) y la resolución definitiva a través del voto de calidad del presidente, Pedro Martín.

Martín decidió de entrada debatir de manera conjunta –aunque votar de forma independiente– estas dos mociones y una tercera, presentada por Enrique Arriaga (Cs), para impulsar el Plan Insular de Movilidad Sostenible (a esta sí votó a favor el PSOE). El presidente defendió que la infraestructura del sur tenía que estar incluida de manera obligatoria en la hoja de ruta del futuro de la movilidad en Tenerife. Aunque Manuel Fernández (PP) defendiera que en esta iniciativa no aparecía la palabra tren por ningún lado. María José Belda, portavoz de la formación morada, aludió al ahorro de tiempo en la discusión, con este 3 en 1. Con el aval del secretario. Tanto populares como nacionalistas criticaron este agrupamiento de las mociones y el popular Fernández dejó constancia en el acta de su rechazo al considerarlo una «falta de respeto» a los otros grupos.

«Lo que decidamos hoy aquí es irrelevante; la clave del tren del Sur está en Madrid»

Enrique Arriaga - Ciudadanos

decoration

El acuerdo.

No parece haberle salido muy bien la decisión al grupo de gobierno porque al final perdió la votación debido a la abstención de Ciudadanos. Las enmiendas a la totalidad al texto original de Sí Podemos Canarias y del Grupo Socialista fueron rechazadas. El acuerdo final solicita «que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana incluya el proyecto del tren del sur de Tenerife en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) como paso previo para la obtención de fondos europeos». Además «se requiere que el Gobierno de España impulse su construcción, y que lo dote financieramente de forma adecuada, así como acelerar su puesta en servicio». También se solicita al Cabildo, a través del área de Movilidad, que «convoque de manera urgente y a lo largo del mes de marzo a todos los grupos para establecer la hoja de ruta del transporte guiado en la Isla de Tenerife, tal como se aprobó en el pleno de junio de 2021». Por último, «esa estrategia deberá concluir antes de que finalice el primer semestre de 2022».

La movilidad.

La tercera moción relacionada, a propuesta de Ciudadanos, fue apoyada por todos los grupos salvo Sí Podemos Canarias que votó en contra. Incluye, entre otras cosas, la construcción y puesta en funcionamiento de los carriles BUS-VAO en la TF-1 y la TF-5 dentro del Plan Insular de Movilidad Sostenible.

María José Belda, portavoz de Sí Podemos Canarias, ha insistido en mantener la histórica posición al tren de su formación. Avalada por la lucha «desde hace décadas» de los colectivos ecologistas. Solicita una «participación real» de la ciudadanía porque duda del «consenso social» del que hablan los otros grupos. Una consulta no solo sobre el tren sino respecto a las necesidades de movilidad en los 31 municipios de la Isla. Respecto a la aprobación de Podemos en Madrid fue concluyente: «Alguien de Valencia (en relación a la diputada que ha apoyado el tren del sur en el Congreso) no puede decidir por los tinerfeños». Concluye Belda: «Tal vez tenga algo que ver el escaño que sigue allí (por el tinerfeño Alberto Rodríguez, inhabilitado para el cargo)». Se preguntó en voz alta cuantas expropiaciones serían necesarias para hacer realidad el tren del sur.

«En este tema, Sí Podemos no quiere, Cs no puede y el PSOE, ni quiere ni puede»

Carlos Alonso - Coalición Canaria

decoration

El rechazo.

El consejero Javier Rodríguez Medina fue el portavoz del PSOE y el encargado de defender su posición. Aunque dejó claro el apoyo del partido al tren del sur también argumentó que «no es el momento oportuno, entre otras cosas por la elevada inversión». Planteó la movilidad general para la Isla «y no de un único corredor en la TF-1, el del Sur». Su compañero Aarón Afonso tomó el relevo para criticar el «tacticismo político y la falta de coherencia de la oposición». Luego espetó a Coalición Canaria: «Ustedes gobernaron muchos años y conocen perfectamente las dificultades técnicas, jurídicas y económicas del proyecto». Apostilló: «La política es el arte de lo posible».

La abstención.

Enrique Arriaga (Ciudadanos) atacó a CC y PP por su trayectoria «de inacción durante muchos años con el tren cuando podían impulsarlo» y a Fernández (PP) en concreto por «hacer una gira de campaña por la Isla» ante el rechazo del popular que insistía en que «me han llamado a mí». Desde su defensa de la moción sobre el Plan de Movilidad, concluyó; «Es irrelevante la decisión que tomemos hoy aquí porque la clave está en la financiación y se ha decidido ya en Madrid»». Pese a ello se abstuvo porque «no puedo votar favor de quienes han sido oportunistas como CC y PP pero tampoco en contra porque esta iniciativa es nuestra, de Ciudadanos, en todas las instituciones». Ha vuelto a pedir «el consenso imprescindible en el que supone el proyecto del siglo XXI en Tenerife». Esto le llevó a retirar una moción en este mismo sentido en el pleno de enero.

Los apoyos.

Manuel Fernández, portavoz popular, argumentó: «Parece que hay prisas por resolver esto. Me gustaría oír la voz del presidente para que me confirme lo que afirmó en 2020 en los medios, que estaba a favor del tren del Sur». Martín no respondió aunque quiso que se reflejara en el acta que no era cierto lo que decía Fernández. Este apeló al momento histórico para poder desarrollar la infraestructura con los fondos de recuperación procedentes de Europa. Y sentenció: «No les importa el interés de Tenerife sino aferrarse a sus sillones».

Carlos Alonso, portavoz de CC, también valoró: «Si como han dicho solo hay dinero para construir uno de los dos trenes, el del Sur de Tenerife o el de Gran Canaria, y allí hay consenso y aquí no, está claro el que saldrá adelante». Alonso califica el acuerdo final como «importante para que Tenerife no se quede atrás en materia de transporte ferroviario». Lamenta que el PSOE haya votado en contra «por las amenazas de Si Podemos Canarias de romper el pacto de gobierno». Resumió: «Sí Podemos no quiere, Ciudadanos no puede y el PSOE, ni quiere ni puede». Alonso valora: Los únicos que se oponen al proyecto son el PSOE y Sí Podemos en Tenerife».

«No puede ser que alguien de Valencia, aún de mi partido, decida por los tinerfeños»

María José Belda - Sí Podemos Canarias

decoration

El proyecto.

En 1997 comenzaron los estudios sobre el tren del Sur que en 2017 debía estar ya en servicio. Las administraciones han gastado más de 30 millones de euros en redactar el proyecto y otros estudios técnicos. Su coste inicial era de 1.800 millones y hoy se estima en más de 3.000. Enlazará Santa Cruz de Tenerife y Costa Adeje en 39 minutos, con siete paradas y otros tantos intercambiadores en 80 kilómetros de trazado (ocho de viaducto y 22 en túneles), una frecuencia media de 15 minutos y 67.000 pasajeros al día. Salvo Sí Podemos, todos los partidos políticos secundan esta obra, pero, transcurridos casi 25 años, no se ha colocado ni un raíl.

Compartir el artículo

stats