Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demora en construir el colegio de Abades es «otro castigo político» del PSOE a Arico, según el alcalde

El gobierno municipal muestra la urgencia de la petición del suelo por parte de Educación y defiende la necesidad de la obra

Sebastián Martín (i) y Pedro Andrés González, alcalde y concejal de Educación respectivamente.

El alcalde de Arico, Sebastián Martín, incluye la decisión de la Consejería regional de Educación de no considerar prioritario o urgente construir del colegio público de Abades en lo que define como "plaga" de medidas contrarias a las demandas del municipio adoptadas por administraciones gobernadas por el PSOE. Percibe en ello un "castigo político". En oposición a lo que plantea el Ejecutivo canario, el gobierno local rechaza que las necesidades educativas están cubiertas y afirma que la demanda del colegio parte de la población.

"Educación no conoce el estado real de los centros escolares de Arico", que padecen las deficiencias propias de "infraestructuras muy antiguas". Por ello, la comunidad educativa, que incluye a los equipos directivos y a las asociaciones de madres y padres de alumnos, "llevamos años reivindicando su mejora". Martín explica que "cuando Educación nos pidió con urgencia el suelo para un nuevo colegio, tardamos solo un mes para que se aceptaran los informes técnicos y jurídicos". La cesión de suelo está respaldada, además, por un acuerdo plenario unánime, "incluido el Grupo Socialista".

"Cuando Educación nos pidió con urgencia el suelo para un nuevo colegio, tardamos solo un mes para que se aceptaran los informes técnicos y jurídicos"

Sebastián Martín - Alcalde de Arico

decoration

Tras este "gran esfuerzo", el alcalde expone la existencia de un "gran malestar". Recuerda que Arico cedió 12.000 metros cuadrados, el triple de los solicitados por Educación, y manifiesta que con el posicionamiento de esta consejería, las administraciones supramunicipales vuelven a incurrir en "una falta de respeto a Arico". En este punto, menciona decisiones contrarias a los intereses y demandas ariqueras.

"Lo hemos visto con el Complejo Medioambiental, donde no se atiende al restablecimiento de la compensación histórica; con la propuesta de instalar una incineradora en el lugar; con no respetar una sentencia judicial sobre los parques eólicos, la demora del Plan General de Ordenación, el rechazo al proyecto del complejo hotelero en La Punta de Abona y a la presa de El Río y la propuesta unilateral de instalar un parque eólico marino frente a la costa de Tajao y Las Maretas”, expone el regidor.

Estas decisiones “suponen una decepción y tristeza" para el municipio, apostilla el concejal de Educación, Pedro Andrés González, para quien se produce "un agravio con los demás municipios de la Isla. Arico tiene colegios de hace treinta años, en los que no ha habido ninguna obra de cerramiento o mejora”.

Algunos ejemplos

Para dejar claro que las demandas educativas no están, alude a "casos sangrantes". Cita el colegio de El Porís de Abona, "una unitaria configuarada por dos aulas, una encima de otra, sin despacho de dirección, sin un lugar donde recibir a los padres, con la plaza pública como lugar para el recreo". Para González, "que se diga esto, me parece no reconocer la verdadera situación de los colegios de Areico”. En una situación similar coloca al colegio de La Degollada, formado por "tres edificios independientes, de más de tres décadas, donde han estudiado hasta cinco generaciones de vecinos. Es un centro de la medianía que carece de crramiento y, por tanto, se sufre en el invierno con el frío y las lluvias. Además, la educación física se realiza al aire libre porque no está cubierto el pabellón, auqneu Educación lleva años diciendo que lo iba a cubrir, pero no se ha priorizado”. El concejal sentencia que “no ha habido inversión notable por parte de la Consejería, lo que hemos hecho desde el Ayuntamiento, en la medida que podemos hacer con las competencias que tenemos, han sido obras de adecuación”.

Pedro Andrés González considera que la construcción del colegio de Abades es “una demanda continua en la costa de Arico. Hay niños que emplean 45 minutos para ir al colegio y otros tantos para volver en el servicio de transporte escolar, casi dos horas. Es necesario un colegio para la costa de Arico. Tenemos 12 kilómetros de litoral, con cinco núcleos de población. No comparto la decisión de la Consejería, porque se discrimina una vez más al municipio de Arico”.

Compartir el artículo

stats