Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adoptados unos 300 perros de los refugios de Tenerife durante el último año

El Centro de Protección Animal Tierra Blanca, en Fasnia, recibe la mayor inversión en bienestar animal

Javier Parrilla (i), Pedro Martín (d) y Marta, una de las veterinarias del centro Tierra Blanca, ayer. E. D.

En el transcurso del año pasado, los centros de bienestar animal del Cabildo registraron la adopción de unos 300 perros que se encontraban en sus instalaciones. «Una cifra importante y muy alta», aseguró el presidente de la Corporación insular, Pedro Martín, para quien ese hecho no basta. «Tenemos que seguir trabajando en esta línea, porque, desgraciadamente, mientras algunos perros salen por ser adoptados, otros entran al ser abandonados».

En esa línea, el Cabildo de Tenerife empleará 1.071.197 euros de su presupuesto del año en actuaciones vinculadas con el bienestar animal. Gran parte del presupuesto irá destinado a los refugios de animales Tierra Blanca (Fasnia) y Ravelo (El Sauzal), dependientes de la Corporación insular, en los que en la actualidad se realizan obras relevantes para su adecuación y mejora.

El anuncio lo formuló ayer el presidente del Cabildo, Pedro Martín, junto al consejero insular responsable de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla. Lo hizo en el transcurso de la visita que realizaron a las instalaciones del Centro de Protección Animal Tierra Blanca, en el que el Cabildo ha realizado una inversión cercana a los 450.000 euros, lo que posibilitó la construcción de una nueva nave y de varias zonas ajardinadas.

La perrera fasniera cuenta con una nave nueva y este año se invertirá en sustituir el techo de otra dependencia y construir espacios complementarios

decoration

Pedro Martín avanzó, además, que a lo largo de este año la Corporación insular destinará casi 100.000 euros a sustituir el techo de la nave 1 de este recinto fasniero, al detectarse la presencia de amianto, y un total de 55.696 euros a la ejecución de zonas de paseo y ejercicio. Todo ello, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los animales y de favorecer su socialización y ejercitación.

«Teníamos claro que el cuidado animal era una de las asignaturas pendientes del Cabildo de Tenerife, por eso hemos multiplicado las inversiones y dado un vuelco total a las políticas de protección y cuidado animal», apuntó Martín. En este sentido, el presidente incidió en que los animales ya disponen «no solo de unas instalaciones completamente renovadas, sino, además, de quirófano y zonas de esparcimiento y paseo».

También en Ravelo

Javier Parrilla, por su parte, mencionó la partida de 400.000 euros consignada por el Cabildo para el albergue de Ravelo (El Sauzal), donde construirá una depuradora de aguas residuales y habilitará una clínica veterinaria. Unas obras que se suman a los trabajos de adecuación ya realizados en el refugio en materia sanitaria, eléctrica y de cerrajería y que supusieron una inversión de 50.000 euros.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca incidió, asimismo, en el esfuerzo que la Corporación ha venido realizando durante el presente mandato no solo por mejorar la calidad de las infraestructuras, sino por adecuar el entorno. «Los animales que llegan a Tierra Blanca y Ravelo merecen unas instalaciones agradables, cómodas y en las mejores condiciones, que les permitan ejercitarse y socializar, además de recibir el cuidado y la atención sanitaria que necesitan», expuso Parrilla Gómez.

En línea con lo anterior, el presidente insular hizo hincapié en el esfuerzo y el trabajo del personal de ambos centros de protección animal. «Tanto aquí como en Ravelo disponemos de profesionales que, junto a su formación y a su preparación para el cuidado de estos animales, tienen muchísima vocación y entregan su tiempo y dedicación a atenderlos. Y para nosotros, esto también es una garantía y nos anima a seguir invirtiendo», reflexionó.

Lo nuevo de Tierra Blanca

La nueva nave, que cuenta con 56 cheniles y capacidad para albergar entre 56 y 112 animales, supuso una inversión de 426.642 euros, mientras que el coste de las zonas ajardinadas, cuyas obras también concluyeron, ascendió a 17.510 euros, detalló Javier Parrilla. Para completar el espacio habitacional de Tierra Blanca, el Cabildo proyecta construir tres patios de ejercicio y paseo, dotados con estructuras de sombreo para que los perros puedan hacer uso del exterior a cualquier hora del día, incluso en verano. Los tres patios sumarán 885 metros cuadrados y cada uno de ellos tendrá una zona de sombra de 108 metros cuadrados. El interior de las naves cumple con la normativa sectorial específica «en cuanto a condiciones sanitarias y de manejo de los animales, calidad del aire interior, suministro de agua y evacuación de las aguas de limpieza y residuales, su depuración y vertido».

Compartir el artículo

stats