Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Martín insinúa que Antonio Plasencia está detrás de la denuncia

El presidente del Cabildo acusa al comité de empresa del IASS de denunciar para llevar a los mayores a un edificio del empresario

Pedro Martín, presidente del Cabildo de Tenerife El Día

Pedro Martín, presidente del Cabildo de Tenerife, insinuó ayer que el constructor Antonio Plasencia está detrás de la denuncia del comité de empresa del Instituto de Atención Sociosanitaria (IASS) contra el traslado de los mayores del Hospital Febles Campos a una nueva residencia en el Seminario Diocesano que gestiona la empresa Clece, del grupo de Florentino Pérez. «La denuncia viene de un representante sindical [José Luis Gutiérrez, presidente del comité de empresa del IASS] empeñado desde el mandato pasado en llevar el nuevo centro de mayores a un edificio propiedad de un empresario que está en la cárcel [por caso Las Teresitas]», señaló Martín a Cope Canarias.

Pedro Martín se refiere a Antonio Plasencia, que abandonó la prisión de Tenerife I en el verano de 2020 después de un año y cuatro meses al recibir el tercer grado penitenciario por saldar su deuda con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife originada por el caso Las Teresitas, por el que fue condenado a cinco años.

En cuanto al edificio, Martín se refiere a uno construido por Plasencia en Cabo Llanos, Santa Cruz, que quiso comprar el gobierno del Cabildo anterior para ubicar allí a los mayores del Febles Campos. Precisamente Plasencia entregó este edificio como parte del pago para saldar la deuda del caso Las Teresitas y ahora el Ayuntamiento estudia venderlo al Gobierno de Canarias, interesado en instalar allí oficinas de Justicia.

El presidente del Cabildo de Tenerife explicó que ese es «un edificio de oficinas en el que no cumplen ni los ascensores» para convertirse en residencia geriátrica. Sobre la denuncia del comité de empresa del IASS, que ha generado una investigación judicial en la que el propio presidente del Cabildo figura como querellado, Martín la catalogó de «presión» para «boicotear» el realojo de los enfermos crónicos del Febles Campos al Seminario Diocesano basada en «prebendas». «Me denuncia porque me pide una reunión y no se la doy. Tenía que reunirse primero con sus jefes. No voy a aceptar esas presiones», dejó claro Pedro Martín.

Compartir el artículo

stats