Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio rehabilita la Fuente del Lugar en la zona desde la que surge el municipio

El objetivo es adecuar y mantener este espacio para conservar un emblema de la comarca, además de un bien único desde la perpectiva cultural, histórica y patrimonial

La Fuente del Lugar, en Granadilla de Abona

La Concejalía de Patrimonio acondiciona La Fuente del Lugar, un recurso de gran interés patrimonial e histórico emplazado en el lugar desde donde nació el municipio de Granadilla de Abona. Los trabajos que se llevan a cabo consisten en mejorar y recuperar este emblema de la localidad, de la comarca «y del modo de vida aborigen y del asentamiento de los conquistadores en el sur de la Isla, señala el concejal del área, Fredi Oramas.

A través de esta actuación se trata de adecuar y mantener este espacio para conservar «un bien único desde el punto de vista cultural, histórico y patrimonial». Los trabajos son ejecutados a través de un convenio. El edil anuncia que la previsión incluye mejorar del camino que enlaza este espacio con la zona de Santa Lucía. De hecho, Oramas apunta que la ubicación y explotación de La Fuente del Lugar «explica el nacimiento del Caserío sobre La Fuente, así como la construcción de la ermita de Santa Lucía y de la Villa Histórica de Granadilla de Abona.

Entre el casco urbano del municipio y el núcleo de Vicácaro se encuentra el Barranco de La Fuente, un accidente natural donde se ubica La Fuente del Lugar y el espacio «del que brotó Granadilla», como refleja el cartel informativo de este emplazamiento que ilustra una escena cotidiana de la primera mitad del siglo XX.

La Fuente del Lugar, en Granadilla de Abona EL DÍA

El gobierno local sostiene que La Fuente posee un alto valor cultural, junto con el Caserío sobre La Fuente, declarado Bien de Interés Cultural el 23 de abril de 2015, y cuyo nombre se debe a esta fuente natural de agua, antaño un lugar muy concurrido. «Hasta la construcción del canal del Sur, en el año 1945, esta zona dio de beber a muchas generaciones», señala Oramas, quien explica que «en el desértico Sur de aquella época, el sitio fue decisivo para que surgiera Granadilla». La población se abastecía de agua en este lugar, siendo las mujeres las encargadas de llevarla en toneles y tinajas hasta sus viviendas, además de ser un lugar de reunión, encuentro y de paso de muchos arrieros que hacían la ruta Norte-Sur, que transitaban por allí a descansar y dar de beber a sus animales.

Compartir el artículo

stats