Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una fina capa de nieve cubre el Teide con el primer manto blanco del nuevo año

El Teleférico deja de operar durante la jornada como consecuencia del mal tiempo en la cima

7

Primera nevada del 2022 en el Teide María Pisaca

El pico del Teide amaneció ayer con un fina capa de nieve que ha dotado a la cima de la Isla del primer manto blanco del nuevo año. Por su parte, la compañía que gestiona el Teleférico anunciaba a través de su cuenta de Twitter que permanecería cerrado durante toda la jornada «por condiciones meteorológicas adversas».

Una fina capa de nieve cubre el Teide con el primer manto blanco del nuevo año

La bajada de temperaturas durante el fin de semana, significativa en todas las Islas, tras unas navidades con el tiempo más propio para ir a la playa, ha llevado el termómetro hasta algo más de un grado bajo cero, a primera hora de la mañana de ayer, en el Parque Nacional del Teide. El resultado ha sido el agua-nieve que ha originado esa primera nevada. Ya por la tarde, algunos curiosos se han acercad a la cumbre de la Isla para que los niños, y no tan niños, pudieran jugar con la nieve por primera vez en el año.

Esa fina capa se ha concentrado especialmente en el pico, donde ha llegado a condensarse, según ha informado el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Canarias, David Suárez. También ha cuajado la nieve de manera algo más copiosa en el entorno de Izaña.

En cuanto a la previsión meteorológica para mañana, en el Archipiélago se espera un predominio de los cielos poco nubosos o despejados sin descartarse la presencia de calima. Los termómetros continúan en descenso. En el Teide, la previsión es de 0 grados de mínima y 7 de máxima. El viento soplará de componente este de flojo a moderado; en el Parque Nacional, a 8 kilómetros por hora.

Una familia juega –en la imagen de arriba– con la primera nieve del año caída en el Parque Nacional del Teide, aunque no haya terminado de cuajar y se trate más bien de hielo escarchado. Pero la ilusión sigue intacta y más aún con esa nevada que ha dejado un pequeño manto blanco en la zona del Pico de la montaña más alta de España (fotografía de la izquierda). |

Compartir el artículo

stats