Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Candelaria

La rehabilitación de la urbanización Antón Guanche se queda sin ofertas

A pesar de que el presupuesto de licitación se aproxima al millón de euros, ninguna empresa se presenta al concurso | Las mejoras afectan a seis bloques de viviendas

15

Barriada de Antón Guanche

El concurso para ejecutar la segunda fase de la rehabilitación de las viviendas sociales Antón Guanche fue declarada desierta al no haber concurrido ninguna empresa. Con un presupuesto de 913.605 euros, se trata de una obra promovida y cofinanciada por el Ministerio de Fomento, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Candelaria y los propietarios de las viviendas afectadas. Esto supone una demora más en la realización de trabajos muy demandados por la población de esta popular zona residencial de la Villa Mariana.

El objetivo es llevar a cabo la rehabilitación de las zonas comunes de estas viviendas sociales mediante la mejora de la seguridad, estanqueidad, accesibilidad, telecomunicaciones, salubridad y habitabilidad –recuperando el patrimonio edificado en los edificios– y en la mejora y embellecimiento de la urbanización y los espacios libres que circundan los edificios, garantizando la accesibilidad a los mismos.

La rehabilitación de la urbanización Antón Guanche se queda sin ofertas

Esta actuación está integrada en el Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) Antón Guanche III y supone un modificado del proyecto de actualización elaborado en 2020. Son modificaciones surgidas en el desarrollo de la primera fase de la obra, correspondiente a un cambio de la estructura y a definiciones del cerramiento, así como en la sustitución de las redes generales de saneamiento y de abastecimiento de la zona interior del complejo principal. En el momento de anunciar la convocatoria del concurso, la alcaldesa, Mari Brito, resaltó que ello se produce «cumpliendo con el compromiso adquirido con los vecinos», por lo que «se han tenido en cuenta sus demandas».

La actuación, a cuyo concurso no se presentó ninguna empresa, afecta a seis bloques de viviendas, cuatro de ellos localizados en el complejo principal (los números 2, 7, 8 y 13) y otros dos bloques en el núcleo aislado, que corresponde a los números 18 y 19. De hecho, se contempló la división del contrato en ambas partes.

En enero de 2012 empezaron las obras en las primeras 70 viviendas de este complejo, cuyo proyecto y desarrollo terminó en la vía judicial

Con un plazo de ejecución de cinco meses, la previsión del Ayuntamiento de Candelaria era que los trabajos comenzaran el pasado mes de diciembre, por lo que la finalización debía producirse el próximo mayo, tal y como recoge el pliego.

Cabe recordar que la entonces denominada Área de Rehabilitación Integral (ARI) Antón Guanche fue objeto de investigación judicial por supuestas irregularidades, quedando inconclusa esa fase, y que fue en enero de 2012 cuando la Entidad Pública Empresarial de Gestión de Empresas y Servicios Públicos de Candelaria (Epelcan) –de titularidad municipal– comenzó la obra que afectaría a las primeras 70 viviendas. Diez años después, la barriada sigue pendiente de completar la mejora.

Compartir el artículo

stats