Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto de la Cruz recupera un jardín abandonado

La actuación, valorada en 34.000 euros, es un compromiso con los vecinos de El Tucán y se ejecuta en una parcela de propiedad municipal

David Hernandez (izquierda) durante su visita a la parcela que se habilitará como zona verde en Puerto de la Cruz

El área de Ciudad Sostenible del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz ha comenzado esta semana las actuaciones necesarias para habilitar una nueva zona verde en una parcela municipal ubicada en la Urbanización Jardines de Quintana, en la calle Rector Benito Rodríguez Ríos, «para que pueda ser utilizada por los vecinos de la zona». 

El concejal del área, David Hernández (ACP), señala que estas obras «son la respuesta al compromiso adquirido en el pasado año con la comunidad vecinal de El Tucán, así como con el resto de la ciudadanía portuense respecto a la protección del municipio ante el cambio climático. Queremos recuperar más espacios verdes para lograr un Puerto de la Cruz cada vez más sostenible». 

Las obras, ejecutadas con carácter urgente, «responden al cumplimiento del deber de conservación de un espacio de titularidad pública que se encontraba en condiciones mínimas de salubridad e higiene, completamente cubierta por vegetación, que invadía las aceras, y con la acumulación de residuos y roedores, según venían denunciando los vecinos de la zona.

La parcela que se habilita como zona verde en Puerto de la Cruz estaba cubierta de maleza El Día

Tras las actuaciones de desratización llevadas a cabo por la concejalía de Sanidad, el proyecto de mejora encargado a Zona Verde por 34.238 euros incluye los trabajos de limpieza y desbroce del terreno, la creación de un sendero interior que pueda albergar distintas actividades y el vallado perimetral de la parcela, incluyendo dos cancelas que garanticen un mayor cuidado del espacio. Posteriormente se procederá a la instalación de un circuito de calistenia sobre césped artificial para uso público. 

«La recuperación de esta zona verde está estrechamente vinculada con la generación de relaciones vecinales y el mantenimiento sostenible de esta parcela comunitaria, puesto que fueron los propios habitantes del barrio recién urbanizado los que plantaron y cuidaron de los árboles que todavía se encuentran en el lugar y que serán recuperados para este espacio público», subraya Hernández.

Compartir el artículo

stats