Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidad del Norte desaparece después de una década de agonía

Las diferencias políticas y las deudas abocaron al fracaso a la mayor unión de municipios de la Isla

Panorámica del norte de Tenerife. FOTOS AÉREAS DE CANARIAS

La Mancomunidad del Norte de Tenerife ya es historia. Las diferencias políticas –que vienen de muy atrás– y los impagos de los ayuntamientos integrantes abocaron al fracaso a esta asociación de municipios tinerfeños creada en el año 1993 para compartir servicios y racionalizar recursos económicos en beneficio de los vecinos. La muerte de la mayor unión de consistorios de la historia de Tenerife ha sido lenta y agónica. Se esperaba su disolución definitiva en 2011 pero no se produjo hasta este lunes. La sesión extraordinaria celebrada en Icod de los Vinos aprobó la extinción definitiva como conclusión a un proceso de liquidación iniciado en el año 2010.

Primero ha habido que cancelar las deudas contraídas con otras entidades públicas o privadas, valoradas en 13 millones de euros en 2010. Un total de 13 municipios formaban parte de esta Mancomunidad: Buenavista del Norte, El Tanque, Garachico, Los Silos, La Victoria de Acentejo, El Rosario, La Guancha, Puerto de la Cruz, Los Realejos, Santa Úrsula, La Matanza de Acentejo, Tacoronte e Icod de los Vinos. Los 190.000 residentes de estas localidades pierden un instrumento que, de haber sido aprovechado por los diferentes gobiernos municipales a lo largo de su historia, habría mejorado su calidad de vida y ahorrado dinero público.

Los municipios norteños pierden un instrumento para compartir servicios y ahorrar gastos

decoration

Los impulsores de la Mancomunidad del Norte siempre han lamentado que los piques entre partidos políticos y la falta de altura de miras hayan acabado con un instrumento del asociacionismo municipal que puede dar muchas ventajas. La idea de mancomunar servicios entre municipios vecinos para ahorrar costes no ha sido suficiente para zanjar las diferentes entre unas formaciones políticas y otras. A esto se suman los incumplimientos sistemáticos de los ayuntamientos, que en teoría defendían las buenas intenciones de la Mancomunidad pero en la práctica provocaron su ruina.

Certificar el final

Esta visión localista ya hacía muchos años que había condenado a la extinción a la Mancomunidad. Lo único que se hizo el lunes es certificar su fallecimiento definitivo tras una década en coma. Esta entidad supramunicipal llegó a formar a más de 70.000 personas durante 17 años, creó centenares de puestos de trabajo temporales y gestionó decenas de millones de euros para proyectos financiados mayoritariamente por la Unión Europea. En sus mejores momentos, la mancomunidad tuvo en marcha más de 15 proyectos y servicios simultáneos. Esta asociación hizo posible que numerosos ayuntamientos norteños pudieran acceder a proyectos y financiación de la UE destinados a poblaciones de más de 50.000 y 100.000 habitantes.

La Mancomunidad nació en el año 1993, atrajo importantes inversiones europeas y creó mucho empleo

decoration

Creada en el año 1993 con la finalidad de crear una estrategia integral de desarrollo local, entre los servicios y obras que puso en marcha la Mancomunidad del Norte también destacan la promoción en común de adquisición de bienes como medio para ahorrar gastos, el apoyo y fomento de obras que por su naturaleza resultaban difíciles de conseguir por un solo ayuntamiento o la realización de actividades culturales, deportivas, de servicios sociales o medioambientales a través de iniciativas ejemplarizantes. Llegó a tener en nómina a 653 empleados en uno de sus momentos de apogeo, en el año 2003. Puso en funcionamiento, asimismo, un plan para la alfabetización informática de la población en toda la Isla y hasta la gestión mancomunada de gabinetes de prensa. Gran parte del personal que fue contratado por la Mancomunidad hoy está empleado en distintas administraciones públicas.

La extinción definitiva

En sesión extraordinaria celebrada el 27 de octubre de 2021, la Junta ya aprobó, con carácter provisional, la liquidación definitiva de la Mancomunidad del Norte de Tenerife determinando la extinción definitiva de la referida entidad supramunicipal y sometiendo el acuerdo a exposición pública. Finalmente el lunes se aprobó, con carácter definitivo, la liquidación de la Mancomunidad y su total extinción.

Compartir el artículo

stats